Página 4 - 318

Versión de HTML Básico

San Marcos al día
4
manejo armónico de los colores de manera
notable. La técnica de decoración fue
elaborada con bordados que representan
a seres míticos. Los textiles provienen,
en su mayoría, de fardos funerarios,
cuyo registro minucioso fue realizado
por Julio C. Tello, quien también dirigió
a un equipo de dibujantes para que, a
través de acuarelas, ilustren el proceso de
desenfardelamiento.
Ciencias del CCSM, se presentó la
publicación
Colección
Paracas:
joyas
sanmarquinas
, en la que se destacan la
importancia y el valor cultural de esta
reliquia, que formópartedel lujoso ajuar de
un fardo funerario, práctica característica
de la antigua sociedad Paracas.
Iconografía del Manto Blanco
En el Manto Blanco, se representan a tres
sujetos femeninos y cinco masculinos,
los cuales se repiten diferente número de
veces, haciendo un total de 120 figuras
—84 antropomorfas y 36 personajes—,
cada una con colores característicos. Estos
están dispuestos en forma alternada y
simétrica, y sostienen cabezas trofeo,
abanicos, cuchillos de obsidiana, dardos y
varas.
Los textiles de Paracas Necrópolis
(400 a. C. - 200 d. C.)
Se emplearon el algodón y el pelo de
camélido como materiales base. Además,
los hilos fueron teñidos con sustancias
naturales, logrando una policromía y
Casona sanmarquina: Patrimonio de la Humanidad
Exposición permanente “Paracas: Vientos del Sur”
El importante recinto, actualmente el Centro Cultural de San Marcos (CCSM), mayor emblema histórico y cultural de la Decana de América, integra
la relación de espacios arquitectónicos del Centro Histórico de Lima que fueron declarados por la Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio de la Humanidad en el año 1991.
Valiosa pieza textil de una de las sociedades más representativas del Perú Antiguo, la cultura Paracas, es puesta en valor por la Decana de América.
Como parte del Centro Histórico de Lima
A
veinticinco años de este
significativo reconocimiento,
la Rectora (i) de la UNMSM,
Dra. Antonia Castro Rodríguez, y la
representante de la Unesco en el
Perú, Dra. Magaly Robalino Campos,
develaron una placa conmemorativa
en
una
emotiva
ceremonia realizada el 3
de mayo, en el Patio de
Derecho del CCSM.
La
Dra.
Antonia
Castro agradeció a los
representantes de la
Unesco en nuestro país
por incentivar la cultura
y velar por la protección
de los recintos que
constituyen patrimonios
históricos y culturales.
“Considero
importante
emprender
labores de sensibilización para que la
comunidad en su conjunto comprenda
el significado de contribuir a resguardar
los
patrimonios
que
componen
la memoria histórica de nuestros
pueblos. A los sanmarquinos, los invito
a conocer la envergadura de nuestra
antigua Casona y lo que representa
San Marcos para el país”, expresó.
Por su parte, la Dra. Magaly Robalino
felicitó el compromiso de la UNMSM de
fortalecer el ejercicio de la ciudadanía
a través del acceso a los derechos
culturales de la población. “La Casona
sanmarquina
es
un
monumento
histórico y, al mismo tiempo, es el
símbolo de la decisión de contribuir con
la puesta en valor de la cultura y con el
reconocimiento de esta como motor de
desarrollo e inclusión”, indicó.
Como se recuerda, en sus inicios este
edificio arquitectónico, construido en
1605, fue un noviciado jesuita, y con
el transcurrir de los años pasó a ser
sede oficial de nuestra cuatricentenaria
U
na de las más importantes joyas del
arte textil peruano, el Manto Blanco
de la cultura Paracas, que integra las
colecciones del Museo de Arqueología y
Antropología del Centro Cultural de San
Marcos (CCSM), es contemplado en todo
su esplendor por la ciudadanía en general
en la exposición permanente “Paracas:
Vientos del Sur”, que fue inaugurada el 3
de mayo, en el marco de las celebraciones
por el 465.º aniversario de la UNMSM.
Por su buen estado de conservación,
compleja iconografía y dimensiones,
de 2.78 m de largo por 1.38 m de
ancho, esta pieza textil, que data de 300
años a. C., tiene un valor arqueológico
incalculable. A ello se suman los trabajos
de restauración emprendidos por el padre
de la arqueología peruana, Dr. Julio C.
Tello, quien en una de sus expediciones
realizadas a Pisco, entre los años 1913
y 1919, descubrió el original manto,
perteneciente al periodo Necrópolis de
Paracas, y analizó la tecnología evidenciada
en él, así como la precisión en su diseño,
que solo es comparable con las técnicas
utilizadas actualmente para elaboraciones
de piezas de similar dificultad.
Durante la ceremonia de inauguración, la
Rectora (i), Dra. Antonia Castro Rodríguez,
destacó que los peruanos debemos
revalorizar el legado de la cultura Paracas,
así como el importante rol que asumió
Julio C. Tello durante la recuperación de
la joya histórica y el paso del investigador
por San Marcos.
“A Julio C. Tello le rendimos un homenaje,
ya que gracias a su esmerada labor
conocemos hoy esta valiosa pieza
textil, y, en San Marcos, es una figura
ilustre, porque impulsó la creación del
Museo de Arqueología y Etnología en
1919, centro que más de treinta años
después albergaría una de sus principales
colecciones arqueológicas”, expresó la
Dra. Antonia Castro tras agradecer
al Centro Cultural de San Marcos el
profundo trabajo científico y tecnológico
emprendido para la instalación de esta
muestra permanente que presenta,
además, cerámicos, líticos, una momia
de cráneo deformado y otras piezas de la
referida cultura precolombina.
Por su parte, el director del CCSM, Dr. César
Franco Torres, explicó que, tras dos meses
de trabajo continuo, se logró acondicionar
un ambiente con tres grandes subsistemas
de refrigeración: una temperatura y
humedad diferentes a las demás áreas de
la Casona sanmarquina en la sala de la
exposición; una iluminación especial
por zonas, controlada por tiempos,
y, en el caso de la urna donde
se encuentra dicho manto, un
microclima con una temperatura
adecuada, acompañada de
una iluminación con luces led
que no perjudican el estado
de conservación del tejido.
Durante el acto protocolar,
realizado en el Patio de
Integrantes del Teatro Universitario de San Marcos representaron a
personajes de la cultura Paracas.
El ingreso a la exposición será libre durante todo
el mes de mayo, en el horario de lunes a viernes de
2:00 p. m. a 5:00 p. m., en el Centro Cultural de
San Marcos (av. Nicolás de Piérola 1222, Parque
Universitario).
La develación de la placa por los 25 años de
la Casona como parte del Patrimonio de la
Humanidad estuvo a cargo de las doctoras Antonia
Castro y Magaly Robalino.
Visita panorámica del Patio de los Naranjos o de Letras del CCSM.
Dra. Antonia Castro, junto a la representante de la Unesco en el Perú, Dra. Magaly Robalino, y distinguidos
invitados a la exposición.
casa superior de estudios, en la que
transitaron destacados personajes de
la vida académica, científica, cultural
y política del país; y, posteriormente,
funcionaría como el Centro Cultural
de San Marcos, que constituye hoy
uno de los principales focos de la
actividad cultural y artística de Lima.
Cultural