Página 4 - San Marcos al D307

Versión de HTML Básico

SAN MARCOS
al día
4
Investigación en jornadas sanfernandinas
La presentación de los resultados
de las investigaciones de docentes y
alumnos de la Facultad de Medicina
cada año concita expectativa en la
comunidad científica, tanto por la
calidad de los estudios como por
sus hallazgos. El debate de estos
trabajos se realizó los días 7 al 9 de
setiembre, durante las XIV Jornadas
de Investigación Sanfernandinas, las
XVII Jornadas de Investigación en
Salud y las XXIV Jornadas Científicas
Sanfernandinas Estudiantiles.
“Más que medicina curativa,
buscamos hacer medicina preventiva,
en concordancia con el nuevo
concepto de la medicina centrada en
la persona, relacionado con la salud
pública que desarrollamos alrededor
del primer nivel de atención”, señala
el doctor Gerardo Ronceros Medrano,
presidente del comité científico de las
jornadas de investigación.
En ese marco, dentro de las líneas
de investigaciónsevienedesarrollando
una diversidad de trabajos en la
medicina alternativa, siendo una de
losmás fuertes el estudio de las plantas
medicinales, como la investigación
sobre las propiedades de Sacha inchi
en la reducción de los niveles de
colesterol en personas obesas, a cargo
del doctor Fausto Garmendia, quien
además viene estudiando la historia
de la educación médica peruana.
En otro campo de la investigación
médica encontramos al doctor Alberto
Perales que realizó una importante
investigación sobre “Conducta suicida
y desarrollo humano de los alumnos
de la Facultad de Medicina”, entre
otros importantes trabajos que fueron
presentados durante la actividad
académica científica.
En Facultad de Medicina de San Marcos
Cada vez más los médicos sanmarquinos buscan priorizar la medicina preventiva, aspecto en que se basa el nuevo concepto de medicina centrada en la persona, tal
como se mostró en las tradicionales jornadas científicas de la Facultad de Medicina de San Fernando.
La doctora Nancy Rojas Morán
es una destacada investigadora del
Instituto de Patología, y su interés
sobre el estudio de la
Mirabilis expansa
(Mauka o Chago) es para dar a conocer
todas las propiedades que posee esta
planta, ya que se trata de una de las
especies relegadas dentro del grupo de
raíces y tubérculos andinos y existen
indicios que su cultivo en nuestro país
está en riesgo. “Por los antecedentes
culturales se sabe que es usada como
planta alimenticia, además de su
capacidad para evitar la infección por
bacterias y virus y que se puede usar,
incluso, para combatir plagas en las
plantas”, señala la docente.
Con el trabajo experimental
“Tamizaje fitoquímico preliminar del
Mauka o chago
extractoetanólicode
Mirabilisexpansa
(Mauka o Chago)", se busca darla a
conocer también por sus propiedades
terapéuticas; por lo que este es un
proyecto para probar sus efectos en
el tratamiento de la osteoporosis,
debido al abundante calcio y fósforo
que posee. En esta primera etapa
se está haciendo el conocimiento
bioquímico de sus componentes a fin
de completar el trabajo iniciado por
un grupo de alumnos –del cual fue
asesora–, esperando tener resultados
finales en los meses de marzo o abril
próximos,
“Hemos encontrado que tiene
abundantes saponinas de tipo
esteroidal, usada en la industria
farmacéutica como materia prima de
productos como cortisona, estrógeno,
anticonceptivos y testosterona, por
lo que pensamos que puede tener
importancia en la terapéutica de
la osteoporosis, los síntomas de la
menopausia, entre otras propiedades”,
afirma la doctora Rojas.
La Escuela Académico Profesional
de Nutrición viene ampliando
su enfoque en la investigación
de la alimentación balanceada
capitalizando la información que
existe sobre los beneficios de los
alimentos que, en algunos casos,
contienen
propiedades
llamadas
funcionales, las que pueden beneficiar
un tratamiento de la manera más
natural.
Así lo manifiestan la directora
y la docente de la citada EAP,
magísteres Ana María Higa Yanashiro
y María del Pilar Cereceda Bujaico,
respectivamente, quienes detallan que
se hace investigación básica, clínica,
gestión pública y gestión de servicios;
además de incursionar en el área de
nutrición deportiva.
En esas líneas se encuentran los
jóvenes Jennifer Dávila Córdova y
José Caballero Calampa, quienes
optaron su título de licenciado en
Nutrición con los trabajos “Efecto
neuroprotector de la semilla de
Prumus dulcis
(almendra) sobre el
tejido nervioso en ratones inducidos
a estrés por desorientación motora”,
y “Efecto hepatoprotector de la
almendra de semillas de
Cucurbita
máxima
(zapallo macre) en ratones
con inducción de toxicidad por
paracetamol”.
Para el primer estudio se trabajó
con 42 ratones machos, de 3 meses
-a quienes se les indujo el estrés
cortando sus bigotes-, que fueron
distribuidos en 6 grupos. Durante
cinco días, a los dos primeros grupos
se les administró suero fisiológico; al
tercero vitamina E en dosis de 400
mg/kg, y a los tres restantes se les
suministró
Prumus dulcis
en dosis de
100, 500 y 1000 mg/kg. Luego, se les
realizó la determinación bioquímica
en el hemisferio izquierdo, y el estudio
histológico en el hemisferio derecho y
cerebelo.
Según
los
resultados,
la
administración de
Prumus dulcis
a
dosis de 100 y 500 mg/kg produjo
Efectos protectores
En el Paraninfo de la Facultad de Medicina se realizaron las conferencias magistrales
y la presentación de los trabajos seleccionados.
Investigadores presentaron y explicaron detalles de sus trabajos en
los pósteres de investigación.
Doctora Nancy Rojas Morán explica la
investigación de la
Mauka
.
un aumento significativo de los
niveles de GS-NP (Grupos sulfhidrilos
no proteicos); a dosis de 500 y
1000 produjo una disminución
significativa de los niveles de TBARs
(lipoperoxidación); y en relación a los
cambios histológicos se observó una
mejora leve en el grupo 5. “Se requiere
unas 15 a 20 almendras diarias para
que tenga efecto, pero esperamos
que se continúen las investigaciones
para conocer la dosis exacta”, afirma
la licenciada Dávila, quien sostiene
que la almendra contiene entre sus
bondades una gran cantidad de
antioxidantes como la vitamina E, por
lo que se busca incentivar su consumo
de manera natural.
En el segundo trabajo, se busca
aprovechar la semilla de zapallo
que generalmente se desecha como
protector hepático. “La semilla tiene
niveles ricos de proteína y aceite, y la
gente la usa generalmente tostada y
molida comoparasitario, pero también
se puede consumir solo tostada,
como un
snack
, señala el licenciado
Caballero, quien detalla su trabajo
realizado en 48 ratas Holtzman de 2
meses, a quienes distribuyó también
en 6 grupos.
En los primeros cinco días a los
grupos 1 y 2 se les administró suero
fisiológico en dosis de 10ml/kg; al
grupo 3, silimarina (para tratamiento
de enfermedades del hígado) 100mg/
kg; los grupos 4, 5 y 6 recibieron dosis
de supresión de 50, 300 y 800 ml/kg.
A partir del sexto día hasta completar
10 días, el primer grupo recibió suero
fisiológico con la dosis inicial y el
resto paracetamol 400 mg/kg. “Se
comprobó que la semilla reduce los
marcadores enzimáticos y aumenta
los niveles de proteínas, produciendo
mejora en el hígado; tiene efecto
preventivo”, enfatiza el licenciado
José Caballero.
La investigadora Daisy Flores
presentó su trabajo “Caracterización
de un modelo experimental de cáncer
de mama inducido con N-Methyl-N-
nitrosourea en ratas”, con la finalidad
de facilitar su utilización posterior en
la evaluación de nuevos tratamientos
contra tumores establecidos.
Por su parte, el profesor Abraham
Cáceres, a través de su investigación
“Especies de
lutzomyia spp
. presentes
en áreas de
Leishmaniasis
cutánea
andina (uta) en Lambayeque, Perú”,
da a conocer que en las 10 localidades
del distrito de Salas, provincia de
Lambayeque, donde esta enfermedad
es endémica, se capturaron 218
ejemplares de
lutzomyia
de las
siguientes especies:
Lu. Verrucarum
(51,4%);
Lu. peruensis
(23,8%);
Lu.
ayacuchensis
(16,1%);
Lu. cayennensis
(4,1%;
Lu. shannoni
(2,3%) y
Lu.
sallesi
(2,3%).
Las
tres
primeras
están
implicadas como vector natural de
la
Leishmaniasis
peruviana
en áreas
utógenas de la provincia de Huarochirí
(Lima), Bolognesi (Áncash), Otuzco
(La Libertad), y Parinacochas y
Lucanas (Ayacucho).
Importantes hallazgos
INVESTIGACIÓN