Página 6 - San Marcos al D

Versión de HTML Básico

INVESTIGACIÓN
6
SAN MARCOS
al día
Por una convivencia saludable escolar
Entendiendo a la salud mental
como un estado de bienestar que
hace a las personas conscientes
de sus capacidades y dispuestas a
enfrentar las situaciones estresantes
o problemáticas que se les presenten,
el campo de la psicología educativa
aborda los problemas de salud mental
en la medida en que interfieren o
alteran ese estado de bienestar.
En el casode los centros educativos,
muchas veces se trabajamás sobre esos
problemas y no sobre la promoción
de la salud mental, advierte la
doctora Lupe García Ampudia, quien
afirma que el objetivo del psicólogo
es contribuir en la forma en que las
personas puedan encontrarse en una
situación de bienestar.
En su opinión, quizá uno de los
grandes problemas de las políticas
de Estado es la falta de plazas de
psicólogos en las instituciones
educativas, lo que origina que estos
profesionales trabajen en condición
de docentes, porque tienen otro título
de profesor, o simplemente como
profesor sin nivel. ”Es necesario que
el psicólogo sea incorporado como
profesional porque no solo va a ver el
problema de aprendizaje sino cómo
optimizar ese aprendizaje”.
Al respecto, la past decana de
la Facultad de Psicología lamenta
que no se aplique la Ley N° 29719
y su reglamento, que promueve
la convivencia sin violencia en las
instituciones
educativas.
Dicha
norma –conocida como la ley
antibullying, promulgada en junio
de 2011–, dispone que todas las
escuelas públicas deban contar con
un psicólogo para prevenir o detectar
los casos de acoso y violencia escolar,
además de que entreguen a los padres
de familia un boletín informativo que
difunda las normas y principios de
sana convivencia.
Demandan promoción de la salud mental en centros educativos
La investigadora comenta que
la violencia escolar tiene diferentes
manifestaciones, una de las cuales es,
precisamente, el
bullying
, que viene
a ser la intimidación entre pares,
que requiere un público que son los
espectadores. Además de la violencia
protagonizada por los propios
alumnos, también hay la violencia
de la propia escuela, que no ofrece
condiciones de participación y, de
algún modo, propicia esa situación.
Causa alarma que el
bullying
esté
empezando más tempranamente,
advierte la docente. Por ejemplo, las
cifras situaban el primer y segundo
año de secundaria como el punto
Diversas formas
de violencia
La
doctora
García
señala
que también hay violencia entre
profesores, que discuten entre ellos,
se insultan, situación que no queda
entre ellos sino que va a las aulas.
“Son modelos que el alumno está
recibiendo y quiebran la convivencia
escolar, que viene a ser las buenas
relaciones que se establecen entre los
miembros de la comunidad educativa,
que interactúa permanentemente”.
Al afirmar que la convivencia se
tiene que construir, porque no es
algo que ya está dado, ni tampoco es
un estado que dependa de una sola
persona, la investigadora considera
que como política educativa podría
funcionar el que todos los miembros
tengan que estar claros, inmersos en
construir la convivencia saludable,
ya que según las investigaciones
realizadas en la Facultad y estadísticas
mundiales, reportan que el bullying se
da en el aula de clase con profesor o
sin él.
Eso mismo pasa en otros aspectos
de la vida escolar, como la aceptación
por el otro. Por ejemplo, las fiestas
donde hay promiscuidad sexual,
en donde hay una desvalorización
Aceptación
El programa piloto de tamizaje de problemas de salud mental se iniciará en un grupo de
colegios de zonas de pobreza en el país.
Una diversidad de problemas de salud mental que existe en los centros educativos afectan al bienestar en términos de relaciones entre compañeros o con otros
miembros de una institución educativa.
La docente sanmarquina destaca
la reciente iniciativa gubernamental
de realizar un programa piloto que
busca identificar problemas de salud
mental en los centros educativos del
país. Si bien anota que el problema
de la salud mental es la promoción
de la salud mental y la prevención de
los problemas, y no tanto intervenir
cuando los casos están dados; dice que
no deja de ser importante el hecho de
que se haga un tamizaje escolar de ese
tipo.
TAMIZAJE
máximo de presencia de ese tipo de
violencia; sin embargo, ahora ha
descendido desde el tercero o cuarto
año de primaria; incluso, hay algunas
manifestaciones desde la educación
inicial, aunque no es propiamente
bullying debido a que la principal
característica es su permanencia en el
tiempo.
Otras formas de violencia son
las conductas disruptivas en el aula,
cuando no dejan avanzar al profesor,
lo
interrumpen
continuamente,
la indisciplina; igualmente, las
conductas abiertamente agresivas,
destructivas de los alumnos dentro
del aula. El problema es que todos
estos comportamientos afectan las
relaciones, porque se supone que son
alumnos en proceso de formación, y
vivir atemorizados, defendiéndose, o
los otros planeando cómo perjudicar
más a su compañero, es un sistema
de relaciones muy peligroso, no solo
para los agresores y las víctimas, sino,
también, para los observadores, los
que miran sin hacer nada.
del cuerpo de la mujer. “Concebir la
relación sexual como una relación
cosificadaespeligrosoparaquienseestá
formando, en proceso de desarrollo”,
manifiesta. También hay problemas
de aprendizaje, de comportamiento,
de ansiedad en los niños, que cuando
llegan a la adolescencia van a tener
trastornos alimentarios ya sea anorexia
o bulimia, etc.
Al respecto, la doctora Lupe García
manifiesta que en la socialización
del niño hay dos instituciones
fundamentales: la familia y la escuela;
de tal manera que el niño en la escuela
no se puede convertir en monstruo si
viene con valores, con autocontrol;
peropuede suceder que en la escuela, el
ambiente sea de tanta hostilidad o que
él se asuma como víctima o se vuelve
agresor, o simplemente un espectador
que mira y no le importa, que no tiene
compasión, se insensibiliza.
Investigadores de la Facultad de Psicología vienen desarrollando trabajos
sobre convivencia saludable escolar.
Doctora Lupe García Ampudia demanda
promoción de la salud mental en las escuelas.
“Se busca detectar cuántos y de
qué tipo son los problemas que se
encuentran en los colegios, porque
un niño con hiperactividad, con
trastorno de atención, de ansiedad, con
depresión, definitivamente necesita
una atención especializada. Por
ahora será un piloto, pero cuando se
haga masivo va a permitir contar con
estadísticas sólidas de esos problemas
que presentan los niños escolares y se
van a poder abordar”, señala la doctora
Lupe García.
El b
ullying
es una de las manifestaciones de violencia escolar.