Página 7 - San Marcos al D297

Versión de HTML Básico

7
GESTIÓN
SAN MARCOS
al día
Comedor Universitario avanza con la modernidad
Los cambios no cesan en el
Comedor de la Universidad Nacional
Mayor de San Marcos. A su renovada
infraestructura se suma ahora una
ágil atención a estudiantes, docentes
y trabajadores gracias a un moderno
sistema
implementado
por
la
Oficina de Informática de Bienestar
Universitario.
“La innovación principal es que
ya no se cobra en efectivo ni en el
comedor de docentes ni en el de
administrativos. Basta con indicar el
código del trabajador o su DNI (en
el caso de los contratados) y, luego,
una impresora emite un voucher en
donde aparecen los datos del docente
o el trabajador, que este luego firmará
autorizando, de esta manera, el
descuento del consumo del día. Ese
descuento se hace efectivo a través
de Recursos Humanos a fin de mes
en planilla”, nos comenta el jefe de la
OGBU.
En el caso de los estudiantes,
por ejemplo, las colas se hacían
desde las 9 a.m. para poder ingresar
a las 12 m., que es la hora en la que
empieza la atención y el servido. Este
sistema resultaba muy lento y en un
determinado momento teníamos en
el patio alrededor de 2 mil alumnos.
Ahora esto ha cambiado, pues ellos
pueden gestionar un ticket en el que
se les indica la hora de su turno”.
Pero eso no es todo, tampoco es
necesario que el alumno traiga su
carné universitario o de biblioteca; si
tiene el DNI a la mano puede sacar su
ticket.
Ahora el administrativo o docente solo tiene que firmar un voucher para autorizar
su consumo del día.
A fin de garantizar el uso aséptico
de los diversos utensilios empleados
por los alumnos para el consumo de
sus alimentos –tales como charolas,
vajillas y demás implementos– se
han adquirido nuevas máquinas
lavavajilla. Estas máquinas trabajan
con agua caliente y, al mismo tiempo,
secan las charolas con vapor y las
desinfectan completamente. “Esta
máquina fue adquirida hace un año,
aproximadamente, ha llegado hace
dos meses y hace un mes que viene
funcionando. Una de las máquinas
recibe el vapor de las calderas que
están en el sótano y con ese vapor
es que se realiza el lavado”, señala
Walter Ugarte.
El jefe de la OGBU, Walter Ugarte, muestra las nuevas máquinas lavavajillas, que lavan con agua
caliente y secan con vapor.
Salud y nutrición para todos
Pensando en brindar una mejor atención a la comunidad sanmarquina, la Oficina General de Bienestar Universitario (OGBU), conducida por el Abog. Walter Ugarte
Casafranca, ha mejorado el proceso de producción del Comedor y agilizado la atención a sus usuarios.
En el caso de Cangallo, agregó,
se modificará la infraestructura
(servicios
higiénicos,
cocinas,
tuberías, etc.), toda vez que en el
centro de Lima hay mercados en los
alrededores, plaga de ratas, tuberías
antiquísimas, por lo que se tuvo que
intervenir y cerrar el local por mes y
medio aproximadamente para poder
garantizar que los estudiantes no
se enfermen y ponerlo en óptimas
condiciones, pues los de Medicina
son una de las poblaciones más
vulnerables que hay en la universidad.
El Comedor Universitario ofrece
–en el caso de los estudiantes–
desayuno, almuerzo y cena. Así, se
brindan 1000 menús en el desayuno
(7:30 a 9:00 a.m.), 2500 en el
almuerzo (12 m a 1:30 p.m. en cinco
turnos) y 1200 en la cena (5 a 6:30
p.m.).
El almuerzo del estudiante lo
constituye básicamente la sopa,
el segundo, el refresco y la fruta.
Todo se prepara con productos
frescos –el pollo, por ejemplo, es
fresco, no es congelado–, lo que
garantiza el contenido nutricional y la
preparación óptima de los alimentos.
Adicionalmente, se atienden 400
raciones en el comedor de Medicina
Veterinaria, y 800 raciones en el
comedor de Cangallo (al costado
de la Facultad de Medicina de San
Fernando).
En tanto que en el comedor de
docentes(primernivel)yadministrativos
Higiene total
Comedor de Cangallo
tendrá nueva
infraestructura
Menús
Una buena alimentación no pasa,
como se sabe, por la cantidad sino
por la calidad y el tamaño preciso
de las raciones. Es por ello que la
Oficina de Alimentación, a cargo del
Lic. Luis Chiquillán Salcedo, realiza la
programación del menú teniendo en
cuenta los patrones normados por el
Ministerio de Salud (Minsa) sobre la
base de una dosificación que considera
los gramajes de los cárnicos, tubérculos,
cereales que debe corresponder en este
caso a la población universitaria.
“En lo que respecta la variedad
de los platos, yo los elaboro –asevera
Chiquillán– teniendo en cuenta
que el estudiante debe consumir
una cantidad de pollo en la semana,
alternando con vísceras, pescado y
frutas de la estación. La normativa
indica el requerimiento nutricional
que necesita un estudiante de entre 18
y 25 años”, dijo.
Menús con nutrición balanceada
Los estudiantes reciben sus alimentos en charolas y utensilios completamente desinfectados.
Los alimentos se preparan y procesan siguiendo estrictas medidas de higiene.
(segundo nivel) se sirven 120 menús en
sendos casos y se espera llegar a ofrecer
150. Todo supervisado bajo estrictas
medidas de seguridad, en una cocina
que es prácticamente una planta de
producción de alimentos preparados.
El servicio es en platos de loza. En una
bandeja reciben entrada o sopa, segundo
y fruta. Pronto se instalará una távola que
mantendrá caliente los alimentos.
Cabe anotar que si bien en el
comedor de docentes y administrativos
se hace un pago por el consumo (4.5
nuevos soles), se subvenciona el 56%
del costo del alimento. “Es decir, el
precio real de cada menú debería
ser de 10 a 10.50 nuevos soles. Esta
subvención se cubre con dinero que
viene directamente del Rectorado”,
precisa el jefe de la OGBU.