PERSONAJES DISTINGUIDOS

 

Carlos Daniel Valcárcel

"Sin documentos no hay posible Historia, pero sólo con documentos tampoco existe ésta. Para que haya historia es necesario la presencia del hombre específico: el historiador, cuya labor crítica haga patente su proceso, objetivando un disperso y latente contenido", es la manera como concibe la Historia el maestro Carlos Daniel Valcárcel, quien nació en Lima el 3 de enero de 1911.
Asegura que esta ciencia está constituida por dos partes correlativas: una descriptiva o historiográfica, donde se enuncia el cómo de la vida histórica; y otra interpretativa o historiológica enunciativa del qué, de su correspondiente significado.
Fue en San Marcos donde inició su carrera como catedrático adscrito, en 1942. Valcárcel quien ha sido honrado por su alma mater con el título de Profesor Emérito, ejerció la docencia en diversas universidades del país y del exterior. Fue también Profesor Visitante y conferenciante en universidades y centros culturales del país, América, Europa y Asia.
En 1974 la UNESCO distinguió a tres historiadores: Ricardo Donosso (Chile), Ignacio Rubio (México) y Carlos Daniel Valcárcel (Perú), por estudiar los documentos sobre la emancipación existentes en los archivos europeos, hecho que culminó con la publicación de sendos tomos sobre sus respectivos países. Ha sido colaborador de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla y del Instituto Panamericano de Geografía e Historia de México. Trabajó en los archivos de Caracas, México, La Habana, Río de Janeiro, Sevilla Madrid, Bruselas y Londres.
Valcárcel ha recibido numerosas distinciones: el Premio Nacional de Historia Inca Garcilaso, Premio Nacional de Educación Toribio Rodríguez de Mendoza, Medalla de Oro y Diploma de Honor de la Fundación Luis Antonio Eguiguren y Premio de la Embajada Argentina sobre Reforma Universitaria. Es Miembro Honorario del Instituto de Investigaciones Histórico-Argentino, así como Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Historia de Venezuela, de México y del Instituto Gonzalo Fernández de Madrid; ostenta la más alta condecoración en el grado de Amauta otorgado por el Ministerio de Educación en 1990.
Ha sido, igualmente, Presidente del Seminario Universitario Nacional de Biblioteca y Publicaciones, director de la Biblioteca de la Universidad de San Marcos y director del Archivo Central de San Marcos.
Entre sus libros podemos mencionar Rebeliones indígenas, La rebelión de Tupac Amaru (traducida al japonés en 1985), Perú Borbónico y emancipación, Historia de la educación incaica y Garcilaso inca.
La historia de la universidad de San Marcos también fue reseñada por Daniel Valcárcel en su libro San Marcos, Universidad Decana de América, así como la relación que tuvo el libertador Bolívar con San Marcos en la Obra educativa de Bolívar en el Perú y su recibimiento en San Marcos.