PERSONAJES DISTINGUIDOS

 

Luis Alberto Sánchez

La figura de Luis Alberto Sánchez cubre casi todo el siglo XX. Político, periodista, crítico literario, historiador, narrador y, sobre todo, maestro, Sánchez nació en Lima el 12 de octubre de 1900. Estudió en el Colegio de los Sagrados Corazones, en el antiguo local de La Recoleta.
La inquietud intelectual de Sánchez creció, a decir de quienes lo conocieron, cuando su padre le obsequió el Diccionario Histórico Biográfico del Perú, de Mendiburu y La Historia de la Conquista, de Prescot. En ese entonces tenía 13 años de edad.
Llamado por muchos como el "Patricio de la cultura nacional", Luis Alberto Sánchez o simplemente LAS, ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos cuando tenía 17 años. En esta Casa Superior de Estudios se graduó de Doctor en Letras, en 1922. También fue Bachiller en Derecho y, años después, se recibió de Abogado.
Conjuntamente con Raúl Porras Barrenechea y Jorge Guillermo fue uno de los principales animadores del Conversatorio Universitario fundado en 1919 con la participación, entre otros, de Víctor Raúl Haya de la Torre, Jorge Basadre, Carlos Moreyra, Ricardo Vegas García y José Luis Llosa Belaúnde.
En esa época, el Perú estaba próximo a celebrar el centenario de la independencia del país. Por ello, el Conversatorio impulsó investigaciones referidas a este tema de la mano de esta generación de jóvenes estudiantes sanmarquinos.
Sanmarquino de corazón
Sus maestros y alumnos coinciden en señalar que el impulsor de la historia literaria en el Perú quiso inmensamente a su alma mater, San Marcos. Por ello, primero fue un alumno destacado; y, luego, un maestro muy requerido y ejemplar en las distintas cátedras que tuvo a su cargo.
Fue Rector de la Décana de América en tres oportunidades (1946-48; 1961-63; 1966-69). Durante su gestión como máxima autoridad sanmarquina se construyó la Ciudad Universitaria, organizó la imprenta de San Marcos, la Escuela de Periodismo, entre otras importantes obras que beneficiaron a los docentes y alumnos, quienes admiraban no sólo su trayectoria profesional, sino también su correcta vida.
Antes de su muerte acaecida en febrero de 1994, Luis Alberto Sánchez expresó: "Una de las pocas cosas de las que me siento orgulloso es haber contribuido a organizar una universidad como San Marcos".
Fecundo escritor
Sánchez publicó obras como Los poetas de la Colonia, Historia comparada de las literaturas americanas, La literatura peruana, Aladino o vida y obra de José Santos Chocano, Garcilaso Inca de la Vega, Proceso y contenido de la novela hispanoamericana, Testimonio Personal. Memorias de un peruano del siglo XX, Haya de la Torre y el Apra, Breve historia de América, La Universidad Latinoamericana, La Universidad no es una isla, entre otras.
Político ejemplar
Como personaje político, Luis Alberto Sánchez desarrolló una crucial y paciente labor. Cada intervención suya en el Parlamento Nacional era una clase de política y oratoria a la vez. Fue figura prominente del Partido Aprista Peruano. Obtuvo la segunda mayor votación, después de Víctor Raúl Haya de la Torre, durante las elecciones generales para constituir la Asamblea Constituyente, en 1979.
Prácticamente dirigió esta Asamblea dada la penosa enfermedad del líder aprista Haya de la Torre. Otro de los momentos más importantes de su carrera política fue cuando negoció, conjuntamente con otros personajes de ese entonces, para que el Perú volviera a ser constitucional y democrático. También ejerció, en varias oportunidades, la Presidencia de la República, cuando el entonces presidente Alan García Pérez se encontraba fuera del país.
Luis Alberto Sánchez, Rector Emérito de San Marcos, fue un verdadero defensor de la libertad, del sistema democrático y de la constitución política del Estado.