Ha sido 7 veces campeón sudamericano y la misma cantidad de veces a nivel panamericano.

Para Yuri Flores Ruiz no hay imposibles. Desde que empezó a practicar kung-fu, cuando tenía solo 10 años en su natal Huanta (Ayacucho), supo que su destino sería salir campeón. Tenía el talento, solo faltaba perfeccionarlo.

Se dio cuenta que poseía habilidades para deportes de contacto con solo ver, desde que estaba en el colegio, películas de Bruce Lee, Jackie Chan y Jet Li. Luego comenzó a practicar oficialmente dicha disciplina, debido a que abrieron una escuela en su ciudad, lo que le permitió mejorar sus técnicas y aptitudes.

A los 20 años, viajó a Lima, e inmediatamente uno de sus profesores le recomendó dividir su tiempo entre el deporte y los estudios. Fue así que ingresó a la Facultad de Odontología de San Marcos como deportista calificado, a la vez que empleaba su tiempo entrenando como parte del equipo de la Selección Nacional de Kung-Fu y de la Selección de Kung-Fu de la Decana de América.

Sanda, Shuai Jiao, Taolu y Tai Ji son las cuatro categorías en los que se divide la selección. Yuri pertenece a las dos primeras. Él se levanta a las 4 a. m. para poder entrenar junto con los demás integrantes del equipo conformado por 3 mujeres y 9 varones, con miras a prepararse a algún evento deportivo internacional.

Ha sido 7 veces campeón sudamericano y la misma cantidad de veces a nivel panamericano. Es actual campeón nacional y no ha perdido ningún combate a lo largo de su carrera deportiva. 

Uno de sus títulos más importantes lo consiguió compitiendo en el VII Campeonato Sudamericano de Wushu, realizado en Montevideo (Uruguay), donde obtuvo la medalla de oro, dejando atrás a selecciones como Brasil y Argentina.

Para el sanmarquino, el kung-fu le trajo muchos beneficios, como gozar de buena salud, tanto mental como físicamente, además de relajarse y tener mayor concentración. Con miras a su participación en los Juegos Panamericanos Lima 2019, el destacado deportista espera apoyo tanto del Instituto Peruano del Deporte (IPD) como de la propia Federación Deportiva Peruana de Kung-Fu.