El Centro Preuniversitario contó para este ciclo ordinario con 5192 inscritos.

Tras superar cuatro exámenes parciales durante el ciclo ordinario del Centro Preuniversitario 2017-I, ayer 542 jóvenes cristalizaron su anhelo de ingresar a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de un total de 5192 postulantes matriculados.

Se alcanzaron 542 vacantes, habiéndose promediado los resultados de los cuatro exámenes de los que consta este proceso ordinario.

Hubo mucha expectativa no solo de los alumnos, sino, sobre todo, de las decenas de padres de familia, que ansiosos esperaron a sus hijos en los perímetros del campus universitario de San Marcos.

Esta última prueba se desarrolló en diversas facultades y convocó a las principales autoridades sanmarquinas, quienes inspeccionaron las instalaciones e ingresaron a algunas aulas para verificar que todo se ejecute dentro de lo establecido por la Oficina Central de Admisión, responsable de la prueba.

Rector, vicerrectores y decanos estuvieron presentes inspeccionando el último examen.

Participaron en esta tarea el rector Orestes Cachay Boza; los vicerrectores Elizabeth Canales Aybar y Felipe San Martín Howard; los directores de la Oficina Central de Admisión y el Centro Preuniversitario, profesores Omar Álvarez Díaz y Neptalí Ale Borja, respectivamente, y un grupo de decanos de algunas facultades.

El número 1

Alvaro Gabriel Palomino Sulca es el alumno que ocupó el primer puesto en el cómputo general del ciclo ordinario 2017-I del Centro Preuniversitario de la UNMSM. Obtuvo 1,851.071 puntos para coronar su ingreso a la Facultad de Medicina Humana.