Rectores de la PUCP y de la UNMSM se comprometieron a continuar trabajando en conjunto para el desarrollo del país.

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) distinguió con la Medalla de Honor Sanmarquina, en el Grado de Gran Cruz, a la Pontifica Universidad Católica del Perú (PUCP) por su continua contribución a la educación en valores y de calidad en nuestro país, respetando sus tradiciones y adaptándose a los tiempos modernos y de globalización que la enseñanza académica requiere a lo largo de sus 100 años de fundación.

“La cercanía de nuestros campus debe plasmarse en una voluntad de acercarnos más académicamente. Tenemos una espontánea colaboración entre nuestros docentes, y estoy seguro de que, más allá de nuestras particularidades, tenemos mucho más en común. Desde nuestros 466 años de historia en San Marcos, vemos a la PUCP como un compañero de ruta en pos del desarrollo nacional”, indicó el vicerrector de Investigación y Posgrado, doctor Felipe San Martín Howard, quien se encargó de dar el discurso de orden.

Doctor Marcial Rubio destacó la trayectoria académica de la UNMSM a lo largo de sus más de cuatro siglos de historia.

Por su parte, el rector de la PUCP, doctor Marcial Rubio, destacó la trayectoria académica de la UNMSM a lo largo de sus más de cuatro siglos de historia. Por ello, reconoció el prestigio internacional que posee por su constante contribución al desarrollo del país.

“Agradezco la distinción que nos están brindando. Me considero un miembro de esta comunidad universitaria. A donde voy, no siempre conocen a la Católica, pero sí a San Marcos. Esto es consecuencia de todo lo aportado por sus estudiantes a lo largo de este tiempo”, manifestó.

De esta manera, la citada distinción, que contó con la presencia de altas autoridades tanto de San Marcos como de la PUCP, se otorgó en el marco de las celebraciones por los 100 años de fundación de esta última.

Cabe señalar que la Pontificia Universidad Católica del Perú se estableció en 1917 con la creación de dos facultades, Letras y Jurisprudencia, siendo su primer rector el reverendo padre Jorge Dintilhac. El Estado la reconoció oficialmente mediante la Resolución Suprema del 24 de marzo de 1917; mientras que el 30 de septiembre de 1942, el papa Pío XII le otorgó el rango de Pontificia.