Los recientes desastres naturales ocurridos en el distrito de Chosica, que dejaron cuantiosas pérdidas para las cientos de familias damnificadas, revelan la nula preparación y capacidad de respuesta de los gobiernos locales ante situaciones de vulnerabilidad a las que se enfrenta la población.

Las consecuencias de estos sucesos podrían disminuirse con una adecuada aplicación de las normativas vigentes, tales como la Ley Nº 29664, a través de la cual "se crea el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres como un sistema interinstitucional, sinérgico, descentralizado, transversal y participativo, con la finalidad de identificar y reducir los riesgos asociados a peligros o minimizar sus efectos, así como evitar la generación de nuevos riesgos, y preparación y atención ante situaciones de desastre mediante el establecimiento de principios, lineamientos de política, componentes, procesos e instrumentos de la gestión del riesgo de desastres".

Equipo de la OGGRAC junto a  los asistentes al I Seminario Taller de Gestión Riesgo y Cambio Climático.

 

Por este motivo, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), a través de la Oficina General de Gestión de Riesgos y Adaptación al Cambio Climático (OGGRAC), se ha comprometido a formar profesionales preparados para contribuir con el desarrollo de las capacidades de gestión de instituciones públicas y privadas con el fin de reducir riesgos, y prevenir las pérdidas humanas y materiales que este tipo de sucesos ocasionan, interviniendo adecuadamente en las actividades de prevención, mitigación, preparación y atención de desastres, y proceso de reconstrucción de las zonas afectadas.

Así lo afirmó el jefe de la OGGRAC, Dr. Dante Torres Anaya, tras inaugurar el I Seminario Taller de Gestión de Riesgo y Cambio Climático, dirigido a docentes y alumnos de nuestra universidad. Esta actividad se realizó el 27 de marzo, en la Capilla Nuestra Señora de Loreto, del Centro Cultural de San Marcos.

Las universidades y la gestión de riesgos

La especialista de la Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastre (SGRD), perteneciente a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), abogada sanmarquina Blanca Aróstegui Sánchez, brindó detalles sobre la política nacional de gestión del riesgo de desastres y el Plan Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres 2014-2021, y el rol de las universidades en este tipo de sistemas que buscan mejorar la calidad de vida de la población, tomando medidas preventivas en zonas de alto peligro.

Lic. Blanca Aróstegui habló acerca del rol de las universidades en la gestión de riesgos.

“La universidad cumple un rol significativo en la prevención de desastres, ya que necesitamos que formen a profesionales expertos en gestión de riesgos. Imaginemos que los funcionarios llegarán a las instituciones del sector público con este conocimiento previo; esto generaría grandes beneficios para la sociedad y no se perjudicaría con el cambio de servidores públicos", explicó, tras agregar que así las instituciones públicas ya no destinarían fondos para efectuar actividades de capacitación sobre estas temáticas.

Además, Blanca Aróstegui manifestó que la SGRD, conforme a la ley orgánica del Poder Ejecutivo, es una entidad que cuenta con un sistema funcional desde el punto de vista de gestión y procesos, lo cual permite interactuar con otras instituciones para lograr un objetivo común. Con este propósito, la SGRD se funda en tres tipos de gestión: la prospectiva, que evita riesgos futuros; la correctiva, que busca reducir, y la reactiva, que emplea un plan de contingencia en el caso de desastres. Estos a su vez incluyen los procesos de estimación, prevención, reducción y reconstrucción del riesgo.

Aseveró, asimismo, que hoy se tiene una visión distinta con respecto al desastre. “Antes se pensaba solo en cómo prepararnos para el desastre. La visión ahora es la inclusión de la gestión de riesgo en el proceso de desarrollo del país. Por lo tanto hablamos de un desarrollo sostenible, y esa es la meta que tenemos", dijo.

Programa de presupuesto público

Lic. Vladimir Ferro explicó en qué consiste el programa presupuestal.

A su turno, el especialista de gestión de riesgo de desastres de la Dirección General de Presupuesto Público (DGPP), del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Ing. Vladimir Ferro Ameri, explicó que los programas presupuestales son parte de una estrategia de gestión pública que vincula la asignación de recursos a productos y resultados medibles a favor de la población. Señaló que en el caso de proyectos de gestión de desastres, estos deben tener una buena fundamentación, ser específicos, y tener una metodología de trabajo que priorice la operatividad del proyecto.

“Si San Marcos quiere participar en el Programa Presupuestal en Gestión de Riesgo tiene que especificar qué temas serán objeto de su investigación. La arquitectura del programa presupuestal es muy detallada. Averiguando y haciendo una matriz de carreras, las líneas de investigación y necesidades de formación de capacidades, podemos pensar en cómo San Marcos se puede integrar al programa. Estas investigaciones tienen que ser articuladas a los requerimientos del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Sinagerd)”.

Gestión de riesgos en la UNMSM

Dr. Dante Torres detalló qué actividades se vienen realizando en la UNMSM, respecto de las temáticas abordadas.

Por su parte, el Dr. Dante Torres Anaya sostuvo que la OGGRAC aspira a que las 65 Escuelas Académico Profesionales (EAP) de la UNMSM incluyan transversalmente en su currícula el tema de gestión de riesgos. Por ello, vienen desarrollando una serie de actividades para concientizar, primero, a las autoridades y docentes, quienes conforman un eje importante en la ejecución de este proyecto, para luego difundir estas políticas de prevención entre la comunidad universitaria.

De la misma forma, la OGGRAC viene trabajando sobre cuatro pilares: gestión, investigación, extensión y formación. En el caso de gestión, el Dr. Dante Torres Anaya expresó que vienen coordinando con diferentes autoridades de la UNMSM e instituciones externas para formar un plan de trabajo y establecer las políticas que permitan capacitar a los estudiantes en gestión de riesgo y adaptación al cambio climático. En ese sentido, esta dependencia sanmarquina cuenta con un convenio con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), gracias al cual se ha capacitado y se piensa capacitar a docentes.

Docentes y estudiantes de diferentes Facultades asistieron al seminario, que se realizó el 27 de marzo, en el Centro Cultural de San Marcos.

En lo que respecta a formación, se están implementando estas temáticas en el plan de estudios de las EAP como un tema, módulo o curso. En investigación, refirió que se tiene planeado implementar líneas de estudio que aporten al desarrollo sostenible. “Lo que buscamos es que San Marcos tienda puentes de coordinación, y sume esfuerzos con los gobiernos locales y regionales para que así trabajen en conjunto a favor de los peruanos. Tenemos el ejemplo de Manizales en Colombia, que tiene una estructura física similar a la de Chosica, pero en este caso el municipio trabaja junto con la Universidad Nacional de Colombia, quien la asesora en lo referente a la construcción de obras de reducción de riesgo de desastre”, indicó.

En el ámbito de la extensión universitaria se espera brindar ayuda a las poblaciones afectadas. “La universidad debe acompañar el proceso de desarrollo local, regional y nacional, por ello buscaremos capacitar a alumnos voluntarios de las EAP para que colaboren en las zonas afectadas”, añadió.

La OGGRAC, creada en el 2013, tiene como misión establecer políticas, lineamientos y proporcionar ayuda técnica especializada en gestión de riesgo y adaptación al cambio climático. Coordina con los órganos de alta dirección, Facultades y órganos administrativos de la universidad; así como con los organismos nacionales e internacionales especializados en estos temas. Igualmente, su objetivo es promover el liderazgo nacional e internacional de la UNMSM, en los campos de gestión del riesgo y adaptación al cambio climático, en el marco del desarrollo sostenible.