Estudiantes sanmarquinos se mostraron complacidos por participar de la charla de Amr Sadek.

 

El especialista en ciencias políticas Amr Sadek ofreció una charla magistral denominada “La política de Egipto”, dirigida a los estudiantes del ciclo verano de la Facultad de Ciencias Sociales (FCS), donde hizo un repaso del derrotero histórico de su país en el ámbito político.

Así, los estudiantes sanmarquinos pudieron conocer un poco más de dicho milenario país africano. La exposición del experto comenzó con un recuento de las más importantes dinastías que gobernaron esa nación, pasando por el Egipto colonial ocupado por la Francia de Napoleón Bonaparte.

Durante su alocución, el expositor indicó que durante muchos años Egipto fue un protectorado británico hasta 1922, año en que el Reino Unido reconoció la independencia parcial de ese país. La independencia total ocurrió en agosto de 1936.

Amr Sadek, especialista en ciencias políticas, durante su exposición.

Tras su independencia, Egipto se convirtió en una monarquía prooccidental. Con la creación del Estado de Israel, en 1948, estalla una guerra entre ambos países, en la que triunfa el naciente país hebreo; situación que genera un profundo malestar en el pueblo egipcio. En ese contexto, surge el movimiento de Oficiales Libres fundado por Gamal Abdel Nasser, quien, luego de un golpe de Estado, en 1952, que abolió la monarquía y fundó la República, tomó el poder en 1954.

Durante su régimen, de corte socialista, que se prolongó hasta 1970, Nasser se convirtió, a decir del profesor Sabek, en el personaje más influyente del mundo árabe. Le sucedió en el cargo, el mariscal Anwar Al Sadat (1970-1981), quien firmó la paz con Israel.

Luego vino Hosni Mubarak (1981-2011), caracterizado por un régimen autoritario y con una gran corrupción estatal. Tras un levantamiento popular iniciado el 25 de enero de 2011, Mubarak dimitió el 11 de febrero de ese mismo año.

Las elecciones presidenciales de 2012 dieron como ganador a Mohamed Morsi, quien gobernó brevemente, ya que el 3 de julio del año siguiente fue derrocado por Abdul Fatah al-Sisi, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto, quien, al día de hoy, continúa como gobernante.