Rodeadas de sus alumnos, las profesoras de la EP de Nutrición, Enriqueta Estrada 
Menacho, Patricia Vega y Sonia Antezana.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, que este año tiene como lema “El clima está cambiando, la alimentación y la agricultura también”, la comunidad sanmarquina tuvo la oportunidad de conocer los beneficios que una alimentación saludable nos permite mejorar la calidad de vida y contribuye a la prevención de una serie de enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes, la obesidad, e incluso el cáncer.

Durante la “Gran campaña nutricional”, desarrollada en la explanada del comedor de la Ciudad Universitaria, el viernes 14 de octubre, estudiantes y docentes de la Escuela Profesional de Nutrición de la Facultad de Medicina, brindaron los servicios de evaluación nutricional, despistaje de anemia (con la prueba rápida de detección temprana) y consejería nutricional, además de representar, mediante sociodrama, la problemática alimentaria en un grupo de jóvenes.

La prueba rápida de detección temprana de anemia.

Una alimentación saludable es el consumo de alimentos que proporcionan los nutrientes al organismo, los cuales incluyen los carbohidratos, grasas, proteínas, líquidos, minerales y vitaminas, explicó la docente Enriqueta Estrada Menacho, quien precisó que esta campaña es organizada por la Escuela Profesional de Nutrición, con la participación de los estudiantes del 4 y 5 año de la carrera de nutrición, el apoyo de sus compañeros de los otros años y la supervisión docente, a fin de sensibilizar a la comunidad sanmarquina sobre los beneficios de una alimentación saludable.

Por su parte, la licenciada Patricia Vega González, del departamento académico de Nutrición, y coordinadora de proyección social de la EP, informó que la campaña nutricional ha tenido el apoyo de la Oficina General de Bienestar Universitario, el Instituto de Investigación Nutricional (IIN) y alumnos de la EP de Administración de Turismo de la Facultad de Ciencias Administrativas.

Peso, talla y evaluación corporal en el servicio de evaluación nutricional.

“Una buena alimentación, complementada con actividad física y un estilo de vida saludable, contribuyen a una mejor calidad de vida, y en el caso específico de los estudiantes universitarios, les ayuda a mejorar su rendimiento académico y a reducir los riesgos de anemia”, refirió la profesora sanmarquina.

La profesora Laura Astete, del IIN, explicó la fórmula de “5 al día”, que consiste en consumir cinco porciones diarias de frutas y verduras de cinco colores, incluidos los frutos secos –mínimo 400 gramos-, que pueden prevenir enfermedades crónicas no transmisibles, así como hacer que la persona se encuentre bien de salud y más feliz.

VER GALERÍA DE FOTOS

- El 16 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Alimentación, proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Los cinco colores de frutas y verduras: azul y morado, amarillo y anaranjado, verde, rojo y blanco.