Nueva sede de la OCA.

 

La edificación más moderna y funcional de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) fue inaugurada. Se trata de la nueva sede de la OCA, la cual funcionará en la Ciudad Universitaria con el fin de optimizar la organización y conducción de los procesos de admisión y las actividades administrativas.

“Es realmente una gran satisfacción el haber culminado con un propósito que pensamos desde 1993. Este anhelo concluye el día de hoy con la inauguración de este local”, sostuvo el Rector de la UNMSM, Dr. Pedro Cotillo Zegarra, durante la ceremonia de inauguración, quien también dirigió la OCA durante los años 1993, 1997 y 2010-2011.

Dr. Pedro Cotillo Zegarra.

La actividad también contó con la presencia del Sr. Manuel Delgado Parker, fundador de Radio Programas del Perú (RPP), quien fue elegido el padrino de esta flamante sede de la OCA.

“El prestigio de la Universidad de San Marcos es una linda luz que ilumina la iniciativa de que las universidades y medios de comunicación marchen juntos en este gran universo del conocimiento. Ello, con el fin de contribuir en la formación de mejores profesionales y, por ende, mejores ciudadanos. Es un honor para mí este nombramiento“, aseguró el Sr. Delgado Parker.

Sr. Manuel Delgado Parker fue elegido padrino del nuevo edificio de la OCA.

“Este local va a ser la puerta de ingreso para todas las aspiraciones de cientos de miles de jóvenes que quieren estudiar una carrera”, añadió el empresario, quien también afirmó que le agradaría que la UNMSM pueda tener sedes fuera de Lima.

En el acto de inauguración, realizado el 2 de julio de 2015, también estuvieron presentes el vicerrector de Investigación, Dr. Bernardino Ramírez Bautista; el director general de la OCA, Dr. César Orrego Espinoza; decanos de diversas Facultades, catedráticos, personal administrativo de la OCA y estudiantes.

Reconocimientos

Sra. Dionisia Talavera recibió reconocimiento por ser una de las trabajadoras más antiguas.

En otro momento, se ofreció un merecido reconocimiento a quienes ocuparon el puesto de presidentes, jefes y directores de la Comisión Ejecutiva de Admisión (CEA) y de la OCA, desde el año 1992. Entre ellos se encuentran el Dr. Raúl Izaguirre Maguiña (1992), Ing. Jaime Luyo Kuong (1994), Dr. Edgar Fernández Chirinos (1995), Dr. Víctor Medina Flores (1996), Dr. Juan Espinoza Blanco (1997), Dr. Luis Tabacchi Navarrete (2000), Dr. Luis Piscoya Hermoza (2004), Dr. Herman Vildózola Gonzales (2004), Dr. Nelson Tapia Huanambal (2009), Dr. César Orrego Espinoza (2014), entre otros.

La ceremonia contó con la presencia de las exautoridades de la OCA, así como de catedráticos, personal administrativo y estudiantes.

Asimismo, se reconoció la labor de los dos trabajadores más antiguos de la OCA: el Sr. Fidel Peláez y la Sra. Dionisia Talavera Porras. Esta última labora desde 1997 en la Unidad de Secretaría. “Yo agradezco a los doctores Pedro Cotillo y César  Orrego, a quienes conozco desde hace años, por este reconocimiento y por brindarnos un nuevo local; así vamos a trabajar de una mejor manera”, sostuvo.

 

 

 

Un poco de historia

Sr. Manuel Delgado Parker y el Rector sanmarquino realizaron una visita a las nuevas instalaciones de la oficina administrativa.

El momento fue propicio para que la máxima autoridad sanmarquina relate parte de la historia que atravesó la OCA (antes denominada CEA) en la búsqueda de un espacio que le permita realizar, óptimamente, los procesos de pruebas de selección para los postulantes.

“Uno de nuestros primeros orientadores en este tipo de pruebas de examen de admisión fue el Dr. Marcos Copaira Beltrán, de la Facultad de Medicina Veterinaria, quien en 1971, cuando había otro régimen en la universidad, fue el primer presidente de la CEA”, recordó el Dr. Cotillo Zegarra.

La calle Cueva, en la Plaza San Martín, fue el primer local con el que contaron hasta que fueron desalojados. Por avatares del destino, en aquel tiempo –1993–  la Universidad recibió una donación de un espacio en Miraflores, el cual fue destinado para esta importante labor. Sin embargo, no pudieron contar más con aquella casona pues el paso de los años la volvió inhabitable.

La placa fue develada por el Rector Pedro Cotillo, el Dr. César Orrego  y el Dr. Manuel Delgado Parker.

“Durante ese tiempo, nos propusimos, entonces, la construcción de un local en la Ciudad Universitaria. Así que cuando llegué al Rectorado, la idea empezaba a hacerse realidad. Además, conté con la presencia de un hombre sumamente importante para la ejecución de este trabajo: el Dr. César Orrego Espinoza, quien le puso alma, corazón, vida, y todo lo que tiene para la construcción de este local”, refirió el Rector sanmarquino.

Asimismo, destacó a otras autoridades importantes, quienes fueron parte de este logro: el Ing. Félix Sánchez Benítez, de la Oficina General de Infraestructura Universitaria (OGIU), y el Ing. Carlos Navarro Depaz, director general de Administración de la UNMSM.

Es preciso destacar que este proyecto forma parte de un plan mayor que también agrupa al Centro Preuniversitario y a la Escuela de Posgrado. “Esto, señores, es lo que esta gestión va a dejar, y lo hará con orgullo y satisfacción, porque ahora sí podemos decir tarea cumplida. ¡Viva San Marcos!”, finalizó el Dr. Cotillo Zegarra.

 

La nueva sede de la OCA

Luego de la ceremonia, se realizó una presentación del Elenco de Danza de San Marcos.

El cruce de las avenidas Óscar R. Benavides y Germán Amézaga será testigo de la más moderna edificación de la UNMSM, destinada para las labores administrativas de la OCA.

El espacio, de cuatro niveles,  contará con un semisótano, sala de usos múltiples, cafetería, gabinete de data, entre otros ambientes. Además, mantiene un diseño que rememora los elementos arquitectónicos tanto de la época inca como de la colonial.

El local se empezó a edificar el 23 de abril del 2014, en un área de 1 500 m2, con un presupuesto de 10'933.065,60 nuevos soles.

 

 

Centro especializado en medición de habilidades y competencias

Dr. César Orrego brindó detalles sobre los procesos de admisión organizados por la OCA.

Los procesos de admisión sanmarquinos también tienen una historia que contar. Esta fue referida por el Dr. César Orrego Espinoza, jefe actual de la Oficina Central de Admisión (OCA), durante la ceremonia de inauguración de la nueva sede de este espacio administrativo, encargado de la realización de estos importantes procesos.

“Esta magnífica edificación es, sin duda, el escenario apropiado para el desarrollo de una de las actividades estratégicas de nuestra universidad: la organización de los procesos de admisión que, en nuestro caso, es más un proceso de selección”, afirmó el jefe de la OCA.

Durante 366 años, el ingreso a la Decana de América fue libre; es decir, no se necesitaba otro requisito más que haber finalizado la etapa secundaria. Sin embargo, en 1918 comenzaron las modificaciones.

“La base de este cambio se debió a la toma de conciencia respecto a la crisis de la educación secundaria, la cual era considerada como deficiente y de calidad variable. Qué familiar nos suena esto”, aseguró.

Dr. César Orrego junto al Dr. Pedro Cotillo.

Hasta 1924 se estableció un requerimiento, una suerte de examen exploratorio con el que se proponía verificar si el solicitante de ingreso tenía las condiciones intelectuales necesarias para cursar estudios superiores.

Es a partir de 1925 cuando se implementan los primeros exámenes de admisión para dar cumplimiento a la Ley de Instrucción de 1920. Sin embargo, ingresaba todo aquel que rendía la prueba.

Posteriormente, en 1970, comienza la aplicación de pruebas objetivas de opción múltiple y respuesta única. “Ellas permitieron resolver el problema de evaluar a grandes cantidades de postulantes y calificarlos en un lapso de seis o siete horas”, sostuvo el Dr. Orrego Espinoza.

En el año 2004, gracias a la iniciativa del Dr. Oswaldo Ramos Chumpitaz, de la Facultad de Ciencias Matemáticas, se implementó la inscripción vía web, con lo cual se evitaron los problemas logísticos que ocurrían en exámenes anteriores.

La nueva sede se encuentra entre las avenidas Germán Amézaga y Óscar R. Benavides (antes llamada Colonial).

Así, se ingresó a un nuevo periodo en el que las pruebas de selección permitieron evaluar las destrezas cognitivas de los postulantes.

Pero, ahora, la labor más importante de la OCA se encuentra en la realización de investigaciones para diversificar las pruebas en concordancia con los perfiles del ingresante de las diferentes carreras profesionales que brinda la UNMSM.

“Cuando iniciamos esta gestión, nos propusimos fortalecer aún más la calidad técnica del instrumento de selección; es decir, la prueba de admisión. Además, posicionar a la OCA como un centro especializado en la medición de habilidades y competencias al servicio de las instituciones públicas y privadas”, aseguró el jefe de esta dependencia.

En este sentido, el Dr. Orrego Espinoza comunicó algunos de los objetivos cumplidos hasta la fecha. Por ejemplo, destaca la regularidad y el orden de los exámenes de admisión con sus respectivas modalidades a través de dos procesos por año, gracias a la racionalización de los recursos humanos y materiales.

Asimismo, se ha puesto énfasis en el principio que destaca la importancia de evaluar los conocimientos del postulante, más que su simple capacidad de retención de la información. Este cambio se viene operando gradualmente y, en este último proceso de admisión, se han podido observar implicancias favorables en cuanto a los valores psicométricos de los ítems o reactivos. En ese sentido, también se ha incrementado el puntaje mínimo de ingreso. Cabe destacar que se ha logrado el ansiado “cero errores”; es decir, el funcionamiento del control de calidad ha permitido que las pruebas sean impecables y no se haya requerido ninguna fe de erratas.

La capacitación a los docentes sanmarquinos, mediante talleres, también ha sido una prioridad durante la actual gestión de la OCA. Asimismo, se ha actualizado la biblioteca con textos escolares oficiales del Ministerio de Educación (Minedu), textos del Centro Preuniversitario de San Marcos, libros de las últimas normas de ortografía, de la nueva gramática y otros de la Real Academia Española (RAE); así como con textos universitarios especializados.

Es preciso mencionar que diversas instituciones que evalúan competencias académicas y profesionales, así como otras universidades del país requirieron a la OCA los servicios de capacitación en elaboración de pruebas de admisión.

Y aún quedan otros objetivos por realizar. “Entre los desafíos me permito identificar uno en particular, que, sin duda, engloba a varios: me refiero al deseo de convertir a la OCA en el futuro instituto de evaluación y medición de competencias académicas y profesionales. Ello implica asegurar y movilizar los recursos necesarios disponibles por nuestra universidad, para potenciar al máximo las capacidades intelectivas de su capital humano, a fin de elaborar, en el mediano plazo, las pruebas de admisión a la universidad pública y, además, evaluar las competencias profesionales de las organizaciones, nacionales y extranjeras, que las demanden”, finalizó el Dr. Orrego Espinoza.