El Rector Pedro Cotillo Zegarra presidió la mesa de honor, junto al decano de la FFB, Mg. César Fuertes Ruitón; y otras autoridades de la Facultad.

El fin fundamental de la Escuela Académico Profesional de Toxicología es la prevención, orientando a la colectividad, a través de sus estudiantes y futuros profesionales, en el buen uso de las diversas sustancias químicas para evitar la aparición de intoxicaciones agudas o crónicas.

Esta Escuela que forma parte de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (FFB), fue creada el 22 de mayo de 2008, y empezó a funcionar en el semestre 2009-I. De 25 alumnos que iniciaron su carrera en esa época, hoy Toxicología cuenta con 100 estudiantes, con una promoción egresada y la segunda disponiéndose a salir el presente año. Su meta es conseguir lo más pronto su local propio en la Ciudad Universitaria, para lo cual ya cuentan con estudios técnicos aprobados.

Rector de la UNMSM, Dr. Pedro Cotillo Zegarra.

El aniversario fue celebrado con una serie de actividades, entre ellas la ceremonia central presidida por el Rector, Dr. Pedro Cotillo Zegarra, junto al decano de la FFB, Mg. César Fuertes Ruitón; los directores de las EAP de Toxicología, Jesús Lizano Gutiérrez y de Ciencias de los Alimentos (creada en la misma fecha), Fernando Quevedo Ganoza; la directora de la Unidad de Posgrado, Amparo Zavaleta y los directores Académico y Administrativo de la Facultad, José Jáuregui Maldonado y Gloria Gordillo, respectivamente.

“El compromiso de nuestros profesores es transmitirles no solo la información, los conocimientos, sino principalmente, el compromiso social, la ética, la honradez que debe guiar sus actos en su vida personal y profesional”, manifestó el Rector al dirigirse a los alumnos de Toxicología, presentes en la ceremonia realizada el martes 19 de mayo, en el auditorio “Maestro Juan de Dios Guevara”, luego de un acto litúrgico.

Decano de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, Mg. César Máximo Fuertes Ruitón.

Previamente, al hacer uso de la palabra el director de la EAP de Toxicología, se refirió a la evolución de esta especialidad, ligada a la medicina legal, haciendo un recuento de los hitos que han llevado a la creación de esta Escuela en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, dentro de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, que cuenta con tres EAP, además de Toxicología, con Farmacia y Bioquímica y Ciencias de los Alimentos.

Director de la EAP de Toxicología, Q.F. Tox. Jesús Lizano Gutiérrez.

 

En la ceremonia de aniversario de la Escuela que cuenta con el único Centro de Información y Control Toxicológico (Cicotox), se anunció, también, la realización del IV Congreso Internacional y V Congreso Peruano de Toxicología, en la semana del 19 al 21 de agosto próximo, en el auditorio de Petroperú, con la presencia de expositores peruanos, de Estados Unidos, Chile, Brasil, Colombia y México.

Enseñanza

A lo largo de 10 semestres académicos y 13 cursos de especialidad, los alumnos son formados en actividades de investigación y desarrollo de medicamentos; dispensación de medicamentos; investigación en plantas medicinales y otros recursos terapéuticos; estudios en alimentos y nutrición Investigación biotecnológica; estudios de tóxicos y venenos; desarrollo de servicios farmacéuticos hospitalarios; atención farmacéutica Investigación y desarrollo de productos cosméticos; análisis químico-biológicos e investigación en biología molecular, entre otras áreas.

Rector sanmarquino rodeado de docentes y estudiantes de Toxicología. 

De esa manera, la currícula especializada se orienta a la toxicología ambiental, cosmética, alimentaria, industrial, ecotoxicología, ocupacional, medicamentosa, inmunotoxicología, cancerogénesis, lo que ha hecho que algunos cursos se dicten en hospitales, explicó el profesor Lizano, quien advirtió que antes se le daba mayor importancia a la intoxicación porque el individuo moría a los pocos minutos.

“En la actualidad, es más preocupante la intoxicación crónica; por lo que evaluamos aquellas sustancias que en pequeñas cantidades y por un periodo largo de tiempo ingresan al organismo ocasionando enfermedades como el cáncer”, manifestó, tras precisar que el uso de aceites recalentados, la ingesta de colorantes en galletas, refrescos y caramelos que se les da principalmente a los niños, está provocando una mayor incidencia de cáncer en los menores de edad.