Desde tempranas horas, los postulantes ingresaron al campus, no sin antes pasar por rigurosos controles de seguridad.

Desde tempranas horas, el domingo 25 de junio, se desarrolló el segundo examen del ciclo ordinario 2017-I del Centro Preuniversitario en la Ciudad Universitaria de San Marcos, con gran expectativa de parte de los padres de familia, quienes muchos de ellos acompañaron a sus hijos hasta las puertas de acceso al campus.

Las puertas designadas para la entrada de los postulantes fueron las 2 y la 7, además de la puerta del Centro Preuniversitario, conocida como Puerta Amezaga, las mismas que fueron habilitadas desde las 7:00 hasta las 9:00 horas. Como de costumbre las medidas de seguridad fueron extremas a fin de evitar suplantaciones u otras irregularidades.

Las autoridades supervisaron el normal cumplimiento de todas las actividades programadas.

La prueba se inició a las 10 de mañana y concluyó a la 1 de la tarde, y fue supervisada por el rector, Orestes Cachay Boza; el vicerrector de Investigación y Posgrado, Felipe San Martín Howard; los directores de la Oficina Central de Admisión y del Centro Preuniversitario, Omar Álvarez Díaz y Neptali Ale Borja, respectivamente; así como algunos decanos.

Este examen se centró en la nueva modalidad implementada en los últimos procesos de admisión: las destrezas cognitivas más conocidas como DECO, que refuerzan la nueva visión de la universidad.