Los jóvenes artistas tuvieron una convincente performance actoral.

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), como parte de la formación integral que brinda a sus estudiantes, también promueve y difunde el arte y cultura en sus diversas manifestaciones. En esta oportunidad, acogió en sus instalaciones, en calidad de estreno, una puesta teatral de la dramaturga colombo-española María Isabel “Maloka” Rincón denominada Retazos del yo.

La emotiva obra expone el drama de Iván, un adolescente víctima del maltrato familiar, quien busca establecer su nuevo hogar en medio de un basurero defendiéndolo, a toda costa, de cualquier intruso. En tal sentido, la trama gira alrededor de la constante lucha por el territorio y el amor.

Hace más de 15 años, cuenta Rincón, leyó el relato de dolor y maltratos del adolescente Iván Darío Cruz. Posteriormente, cuando llega al Perú conoció el drama de niños víctimas de la violencia familiar, y es a raíz de estos sucesos que crea la obra Retazos del yo. Fue entonces cuando decidió realizar la dramaturgia de las historias de constantes agravios que han experimentado los grupos más vulnerables.

Así, sensibilidad y catarsis es lo que ofrece este drama estrenado oficialmente el lunes 6 de junio, en el Auditorio “Rosa Alarco Larrabure”, de la Biblioteca Central, ante el beneplácito y reconocimiento de la comunidad sanmarquina: estudiantes, docentes y trabajadores de la Decana de América, quienes disfrutaron gratuitamente de una representación de calidad y profundo mensaje social.

El público aplaudió y tuvo palabras de elogio para los artistas y la directora de la obra, "Maloka" Rincón.

Vale precisar que la directora de la referida obra resume su trabajo como una búsqueda del otro o de aquellos que han sufrido violencia: colectivos de personas en riesgo, como integrantes de pandillas o víctimas de la violencia política.

Esta puesta en escena es protagonizada por los talentosos artistas Joseph Paucarima y Sandra Villanueva y presentada por la compañía Teatro del Vinagre cuyo peculiar nombre se halla inspirado en la obra Vinagre de Jerez, de Juan de Lazaranda, que también cumple una labor social y pedagógica mediante la ejecución de festivales de teatro y talleres informativos en las que incluye a la población en riesgo tanto de España, Colombia y el Perú.