Alejandro Montoro García y Johan Ríos Rivas confían en hacer un buen papel en el afamado concurso de derecho internacional. Actualmente, están a la búsqueda de financiamiento.

Philip Jessupp International Law Moot Court Competition 2018, la competencia más grande en derecho internacional, a realizarse en Washington, del 1 al 7 de abril, contará, por primera vez en su historia, con la participación de un equipo sanmarquino.

El grupo conformado por Johan Ríos Rivas, Alejandro Montoro García, Juan Limas Arrieta y Ruth Narbasta Hurtado, todos de la Escuela Profesional de Derecho, de la Facultad de Derecho y Ciencia Política (FDCP), no solo representarán a la Decana de América, sino también al país, pues es la única universidad peruana que competirá en dicho certamen internacional.

Es preciso destacar que, tras 58 ediciones precedentes, esta será la primera vez que un equipo sanmarquino participará del prestigioso concurso, donde competirán 130 equipos de 100 países de los cinco continentes.

Johan y Alejandro explicaron que el concurso es una competencia de derecho internacional donde se simula un juicio en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. En tal sentido, se presenta un caso ficticio de disputa entre dos Estados, los cuales someten su controversia ante el tribunal de la CIJ.

El objetivo de la competencia, organizada por la International Low Student Association (ILSA) y por White & Case (la firma más grande de abogados de EE. UU.), es difundir el derecho internacional en todas las universidades del mundo y que los estudiantes puedan adquirir habilidades para litigar en dicha materia jurídica.

Los jóvenes recién egresados de la carrera de derecho revelaron que cumplieron lo exigido en la primera etapa del concurso (escrita): enviar dos memoriales, donde se indican los argumentos para defender el caso planteado por los organizadores.

En Washington, se desarrollará la etapa oral, en la que sustentaran ante un jurado sus alegatos, donde asumirán un doble rol, tanto de demandantes como de demandados. En ambas etapas, el concurso se realiza en idioma inglés.

El asesor del equipo es el doctor Vladislav Michalcik, de la República Checa, quien les habló del concurso y les motivó a interesarse más por aspectos del derecho internacional, durante su etapa de docente de la FDCP, hace dos años

El sistema del certamen es análogo a un campeonato mundial de fútbol. Así, de los 130 equipos participantes, quedarán 32. Los finalistas saldrán luego de haber eliminado a sus contendores en los dieciseisavos, octavos, cuartos de final y semifinales.

Apoyo económico

Sin embargo, para que la participación del equipo sanmarquino sea efectiva, se requiere de financiamiento para cubrir los pasajes y la estadía. Hasta el momento, gracias al apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, el estudio Silva Abogados y la FDCP, se ha logrado obtener alrededor del 50% del total requerido.

Ambos egresados manifestaron que seguirán tocando puertas a fin de conseguir más financiamiento. Con ese propósito, revelaron que buscarán el apoyo de la UNMSM, a través del rectorado, y de otras instituciones.

Al respecto, señalan que el respaldo institucional para que estudiantes peruanos puedan participar de competencias internacionales de gran magnitud es muy importante, tal como sucede en otros países.

La universidad por ejemplo, plantean, podría promover dicha competencia y buscar financiamiento externo en empresas, embajadas, estudios de abogados, etc.

Un hecho que los integrantes del equipo sanmarquino resaltan es que la organización ILSA, cuenta en el Perú con un capítulo oficial denominado Perú ILSA Chapter, fundado por un grupo de estudiantes de la FDCP de la UNMSM, que busca promover la participación de universidades peruanas en la citada competencia y difundir más el desarrollo del derecho internacional en el país.

Finalmente, ambos flamantes egresados sanmarquinos afirman que pese a las limitaciones de apoyo logístico y económico, pondrán todo su empeño y esfuerzo por realizar una presentación decorosa en el certamen, para el cual se han preparado desde octubre, que deje bien puesto el nombre de su alma máter y de su país.

“Vamos a dar lo mejor en el concurso. Hemos, incluso, dejado el trabajo para dedicarle más tiempo a nuestra preparación. Quisiéramos llegar a la final, aunque somos conscientes de las desventajas que tenemos, pero eso no nos amilana en nuestro objetivo de realizar una buena presentación”, declaró, de manera entusiasta, Johan.

Similar optimismo comparte su compañero de equipo, Alejandro. “Es la primera vez que participamos de esta competición. No sabemos a qué nos enfrentamos, la dinámica misma de la competencia no la conocemos, pero sí confiamos en los argumentos que hemos elaborado. A raíz de nuestra presentación también esperamos abrir las puertas para que en los próximos años más equipos sanmarquinos continúen participando de este prestigioso certamen”, concluyó.