Los alumnos expusieron recientemente su innovador proyecto sobre una prótesis de pierna transfemoral en la II Feria de Investigación Científico-tecnológica para Temas de Discapacidad (Fictedis), en el Ecuador.

De Izq. a Der.: José Hurtado y Jhon Villanueva.

Contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, específicamente de aquellas que sufren la ausencia de alguna extremidad, gracias a las bondades de la ingeniería biónica, es la principal motivación de un grupo de estudiantes investigadores de la Escuela Académico Profesional (EAP) de Ingeniería Mecánica de Fluidos, integrantes del grupo Perbionic, quienes han desarrollado un prototipo de prótesis de pierna, que, a diferencia de los ya existentes, brindará mayores beneficios técnicos y económicos.

“Queríamos aplicar nuestros conocimientos en el desarrollo de un proyecto que permita optimizar la vida de las personas que más lo necesiten”, aseguró Jhon Villanueva Portella, integrante del grupo Perbionic, quien, junto a los otros siete miembros del equipo, vienen construyendo una prótesis de pierna transfemoral con rodilla articulable y un sistema de frenado autobloqueante.

Esta propuesta plantea la mejora en la actividad mecánica de las personas que sufren una amputación transfemoral, la cual les evitará caídas y les asegurará un mayor tiempo de permanencia con la prótesis. Todo ello, además, utilizando herramientas de gran calidad y con el objetivo de brindar el producto a un menor precio.

Las prótesis más simples que pueden ser adquiridas en el mercado nacional hacen uso de un resorte para permitir el caminar de la persona, pero el constante golpeteo que genera este aparato, cada vez que el paciente da un paso, genera un daño en la cadera. Con todo, estos ejemplares se comercializan a precios que superan los seis mil soles.

Sanmarquinos representaron al Perú en  II Fictedis, organizado en Ecuador.

Ante ello, los sanmarquinos plantean regular el golpeteo ocasionado por el resorte mediante una amortiguadora. “Pondremos el resorte en un cilindro, el cual, además, tiene una cámara de aire; este sería como un segundo colchón que ayudará a que la prótesis resista más tiempo en  buenas condiciones. Las que venden en el mercado duran tres años como máximo”, precisó Jhon Villanueva.

El otro mecanismo diferenciador que posee la prótesis sanmarquina es el sistema de autobloqueo, que evitará las caídas. “Hemos diseñado un mecanismo simple, pero útil: cuando la persona tenga una sobrecarga, este ayuda a que se active el autobloqueo y permite que la pierna se ponga rígida, de esta manera, la persona podrá mantenerse de pie”, agregó el alumno.

Pero, su compromiso por ayudar va más allá, puesto que los planos que vienen desarrollando serán de patente libre; es decir, las personas que residen en zonas alejadas, podrán hacer uso de sus investigaciones y adecuarlas a sus necesidades, si desean realizar esta pieza artificial desde casa.

Asimismo, sus metas son cada vez mayores: luego de optimizar esta prótesis, ya tienen la idea de cómo realizar una versión renovada del prototipo, con la que buscan regular la velocidad de caminata de la persona, a partir de sensores y recursos eléctricos. Además, se encuentran buscando apoyo de estudiantes de Tecnología Médica, con especialización en Terapia Física y Rehabilitación, a fin de brindar un servicio integral a las personas que, pese a haber perdido una extremidad, también tienen derecho a la calidad de vida.

Fictedis

Jhon Villanueva y José Hurtado aseguran que su prototipo busca brindar una mejor calidad de vida a las personas que sufrieron una amputación transfemoral.

Acompañados de una delegación del Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (Conadis), los alumnos del grupo Perbionic asistieron a la II Feria de
Investigación Científico-tecnológica en Discapacidad (Fictedis), que se realizó los días 4 y 5 de noviembre en la Universidad Técnica de Machala, en Ecuador.

En la feria, los jóvenes presentaron sus expedientes ejecutivos, conformados por los planos de su
primer prototipo, y expusieron el proyecto a diversas autoridades, así como a estudiantes del país vecino, con quienes formaron la Red Sudamericana en Tecnologías de la Discapacidad.

“No consideramos la distancia como un impedimento, al contrario, creemos que con las tecnologías de la información podemos impulsar nuestros proyectos desde la región”, sostuvo Jhon Villanueva.

Así, estos jóvenes, además de su talento, perseverancia y preocupación por el bienestar social, se caracterizan por plantearse constantemente nuevos objetivos; razón por la que vienen poniendo en marcha proyectos sobre energías renovables, carrera hidráulica y termofluidos. Igualmente, se alistan para participar en una actividad académica en Argentina, similar a la Fictedis, que se desarrollará el próximo año.