Sir Christopher A. Pissarides durante el diálogo con los jóvenes universitarios.

No siempre un Premio Nobel visita el Perú; pero, en este año, Sir Christopher A. Pissarides lo hizo y estuvo además en la Decana de América, donde sostuvo un encuentro con los estudiantes de economía más destacados de esta cuatricentenaria universidad y de otras casas superiores de estudios del país, tras ser reconocido como Doctor Honoris Causa de la UNMSM.

En la cita denominada “Diálogo con jóvenes economistas”, el Premio Nobel de Economía 2010 disertó, de una manera muy didáctica y clara, sobre diversos temas de interés nacional e internacional y respondió cada una de las inquietudes de los jóvenes estudiantes.

Crecimiento sostenible

Un centenar de destacados estudiantes de economía fueron quienes participaron de este encuentro.

¿Qué hacer para que el Perú y América Latina logren un crecimiento económico sostenible?, fue una de las interrogantes que los futuros economistas del país le formularon al ilustre visitante, quien, frente al tema en cuestión, dejó en claro que no existen recetas mágicas ni misterios que develar.

El Perú, al ser un país de ingreso medio, requiere, para que su crecimiento sea sostenible, aumentar la productividad a fin de brindar productos y servicios de alta calidad. “El reto es cómo lograrlo”, se preguntó para instantes después señalar algunas pautas que, a su criterio, contribuyen a ese propósito.

“Lo podemos lograr con más y mejor educación; así como con el respaldo de nuevas tecnologías”, aseveró el Dr. Pissarides.  Aclaró, no obstante, que esta es una tarea del sector privado, la cual debería ser incentivada por el sector público.

“Si vemos el desarrollo económico internacional, notaremos que los principales fracasos se deben a las políticas implantadas”, manifestó. Para sustentar su afirmación, el Nobel mencionó como un caso paradigmático, el de las dos Coreas. “Una siguió políticas equivocadas y otra, las correctas incentivando la participación privada”, indicó.

En tal sentido, para el reconocido economista la principal función que puede realizar un Gobierno es desarrollar infraestructura y promover un marco legal adecuado para estimular el crecimiento de la actividad privada. Citó como ejemplo la legislación estadounidense, que “es tan buena que hace que sus empresas crezcan muy rápido”.

En tanto, lamentó que en el sur de Europa haya un exceso normativo en materia laboral, que ha impedido a los empleadores administrar sus empresas en beneficio del desarrollo de las mismas, obligándolas, entre otros aspectos, a observar la  estabilidad laboral. “Pero no es tarea del empleador cuidar del trabajador, si no tiene empleo que darle. Eso es tarea del Gobierno”, declaró con convicción.

Se refirió también al modelo primario-exportador, en el que se basa la economía de nuestro país. "Lo que el Perú hace actualmente es vender al exterior sus recursos naturales. Tendría que pensar, también, en utilizar dichos recursos internamente y sacarle el máximo provecho a las ventajas comparativas de ello, así no dependería demasiado de lo que pueda pasar con la caída de los precios internacionales de esos productos”, recomendó.

Sobre el empleo

El Dr. Pissarides y el conocido periodista José Chema Salcedo, quien fue el moderador de la reunión académica.

El centenar de jóvenes (35 sanmarquinos y 65 de otras universidades) reunidos el miércoles 11 de noviembre, en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE), mostró su inquietud por la situación del empleo en el país, a lo que el Premio Nobel respondió.

“El primer paso para que haya una mejora es que el Gobierno cree una red de protección al desempleo subsidiado por el Estado. Así, si el trabajador pierde su empleo, no va a entrar al subempleo, que es de baja productividad, ya que cuenta con un seguro estatal; pero, al mismo tiempo, hay que facilitar la creación de nuevos empleos formales”, aseguró.

En ese orden de ideas aconsejó legalizar y formalizar el mercado laboral informal, que en el Perú asciende a alrededor del 70%, con el fin de crear trabajos más productivos. De lograrlo, a decir del profesor Pissarides, la alta tasa de subempleo del país caería drásticamente al 10%.

Moneda única en América Latina

Los jóvenes siguieron con mucha atención la exposición del Premio Nobel de Economía 2010.

Otro de los temas puestos en el tapete en el citado encuentro fue el de la moneda única en la región. “La condición de moneda única ahora sería un desperdicio de energía”, opinó sobre el particular el flamante Doctor Honoris Causa de la UNMSM.

“Ni siquiera existe una unión aduanera, que es lo primero que habría que hacer, luego ampliarla a los servicios porque son productos transables. Después hay que establecer la liberalización de flujos migratorios y posteriormente desarrollar el mercado único. Hecho todo esto, recién se puede pensar en una moneda única. Por eso, considero que ello será un tema de discusión de las próximas generaciones”, sentenció.

Crisis griega

Selfie con un Nobel. El ilustre economista viajó en el bus sanmarquino, más conocido como el "burrito".

Según informó el experto internacional, Grecia representa el 3% de la Unión Europea (UE), pero aun así su caso es muy complicado e incierto. “Si Grecia decide imprimir su propia moneda colapsaría porque nadie lo aceptaría. Desaparecería el empleo, que hoy llega a más del 70%, y el costo de su rescate sería muy elevado, más de lo que costaría mantenerla en el bloque europeo. Sin embargo, la posible salida del país helénico sería un gran retroceso para la integración, con un enorme costo político para la UE y la eurozona, y pondría a Europa más cerca de la recesión”, opinó.

Emprendedurismo y microempresas

Tras su encuentro con los jóvenes, el Nobel de Economía recorrió la Ciudad Universitaria.

“El emprendedurismo y la existencia de microempresas es una realidad mundial, no solo del Perú”, respondió enfáticamente el afamado economista, ante la apreciación de una joven estudiante, quien opinó que ambos fenómenos son el resultado de la falta de buenos empleos.

“La razón es que las nuevas tecnologías y el internet permiten a los jóvenes desarrollar, al principio, iniciativas de empresas muy pequeñas (start up), que luego se convierten en grandes empresas. El Estado de California, por ejemplo, tiene un gran número de start up que empezaron siendo muy pequeñas y después, con el paso de los años, se han convertido en exitosas, como Google y otras más”, comentó.

A disfrutar lo que estudian

El Nobel y sus futuros colegas. Sir Christopher A. Pissarides rodeado de los jóvenes participantes del diálogo.

El tema del emprendedurismo y tal vez la entusiasta participación de los jóvenes en el encuentro, quienes en cada pregunta formulada manifestaban, previamente, lo afortunados que se sentían de intercambiar ideas con un Premio Nobel, motivaron que Sir Pissarides les dedicara unas palabras.

“Lo más importante es hacer lo que uno desea. Uno tiene que familiarizarse con las necesidades del país y del mercado. Uno debe estudiar lo que realmente lo motiva. Lo fundamental es que Uds. disfruten lo que estudian porque así serán más productivos y tendrán mejor remuneración. La etapa universitaria tal vez sea la mejor de la vida y lo mejor será que la disfruten”, concluyó en medio de aplausos.