La creatividad, sensibilidad artística y emprendimiento de dos jóvenes estudiantes de la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Decana de América los llevó a convertirse en uno de los grupos estudiantiles ganadores del Concurso Para Quitarse el Sombrero (PQS) 2014, organizado por la Fundación Romero.

María Eugenia Palma  y Anderson Buitrón  recibieron reconocimiento del Grupo Romero.

María Eugenia Palma Florián y Anderson Buitrón Cervantes son los creadores de Desing Irmaeug, proyecto empresarial que resultó vencedor en la Categoría de Diseño y Estilo del referido certamen. El arte es un elemento importante en esta novedosa iniciativa estudiantil que se concretizó con el producto Art Silk Paint,  con el que los alumnos de cuarto año  de la especialidad de Investigación Operativa decidieron presentarse en PQS 2014. Art Silk Paint es una gama de productos textiles pintados y dibujados a mano con un estilo original, donde cada prenda es vista como una obra de arte.

Sanmarquinos participaron con el producto Art Silk Paint.

En una primera etapa, vienen diseñando prendas sencillas y accesibles como pareos y pashminas, con diseños muy playeros, acordes a la temporada. Su público objetivo es la población femenina de entre 15 y 70 años. En el futuro se proyectan a ampliar sus líneas de productos, los cuales se caracterizarán por tener una función utilitaria sin perder su esencia artística, como por ejemplo el diseño de mesas talladas.

Estudiantes de Investigación Operativa dejaron en alto del nombre de la UNMSM.

La idea de Art Silk Paint fue concebida por la madre de María Palma Florián  pero se concretó cuando los futuros investigadores operativos, quienes comparten la afición por la pintura y el dibujo, decidieron emprender este reto empresarial para postular al concurso PQS 2014. “Fueron arduos meses de trabajos, no pensamos llegar tan lejos pero el esfuerzo hizo que podamos lograrlo”, explicó Anderson Buitron. Ambos estudiantes indicaron que el premio en efectivo otorgado por el Grupo Romero les servirá como capital semilla para implementar su futura empresa que muy pronto incursionará no solo en lo textil sino también en otras áreas.

Cabe resaltar que esta edición del concurso Para Quitarse el Sombrero  contó con la participación de casi 5 000 proyectos estudiantiles de todo el país, de los cuales llegaron a quedar finalistas solo 90. El premio PQS tiene como propósito reconocer las mejores ideas empresariales surgidas en las aulas de instituciones de educación superior.