Dr. Miguel Ibáñez y alumnos de la base 11.

Los estudiantes de la Escuela Académico Profesional (EAP) de Geografía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) realizaron estudios en diversas localidades de Chosica, Matucana y Santa Eulalia, zonas afectada por los huaycos. Ello permitió que apliquen lo estudiado en las aulas y brinden sugerencias sobre el manejo, mitigación y prevención de desastres naturales.

El Dr. Miguel Ibáñez, docente de la EAP de Geografía, fue quien incentivó a sus alumnos a realizar labores in situ. Por ello, efectuaron una visita académica a las quebradas de Carossio y Rayos de Sol, en Chosica, así como a Payhua, en Matucana. Asimismo, han planeado otra inspección a la zona de Cashahuacra, en Santa Eulalia.

Los alumnos de los cursos de Geomorfología, Geografía Física del Perú y Climatología investigaron el cómo se sucedieron los desastres y los estragos. Sus aportes serán enviados a los dirigentes vecinales con el fin de que los consideren en sus planes de mitigación y prevención en sus respectivas zonas.

Investigaciones

Aportes de los estudiantes serán enviados a los dirigentes vecinales para sus futuros planes de mitigación y prevención.

Mediante sus investigaciones, el Dr. Ibáñez afirmó que el origen de las precipitaciones en las zonas tienen un componente natural por el traslado de las nubes de trasvase, procedentes de la parte oriental. Por ello recomendó incorporar, en las nuevas características, el poder destructivo de los huaycos, desprendimientos y desbordes, los efectos del cambio climático, y la débil presencia del  fenómeno El Niño en la costa peruana.

Por otra parte, un asunto importante es la falta de una política de seguridad  y de la presencia de regulación de los organismos nacionales escargados de la defensa civil frente a desastres naturales, los cuales han permitido que, en los últimos 40 años, se ubiquen nuevos asentamientos humanos en zonas no habitables.

Por su parte, los alumnos también brindaron sus recomendaciones. Manifestaron que las zonas habitables en las quebradas de Carossio deberían ser reubicadas por encontrarse al borde de un canal torrencial, con una fuerte pendiente, ya que en lo futuro puede originar mayores problemas.

Estudiantes de los cursos de Geomorfología, Geografía Física del Perú y Climatología aplicaron lo aprendido en su Plan de Estudios.

En otro momento, los estudiantes sostuvieron que la gestión regional en el torrente de Rayos de Sol no ha respetado el canal torrencial, ni menos el cono de deyección, lo cual ha permitido destrozos en las viviendas y pérdidas humanas.

Otro de los aportes brindados por los estudiantes se centró en la quebrada de Payhua, en Matucana, zona afectada por los huaycos en el año 2010, la cual, según sus investigaciones, debe ser tomada en cuenta en nuevos estudios geomorfológicos, debido a la inestabilidad de los paquetes de suelos que posee y que pueden originar un nuevo y mayor desastre torrencial a dicho distrito.

Los profesores y los estudiantes de los cursos mencionados planean también efectuar un estudio en la localidad de Cashahuacra, cuyo torrente afectó el barrio popular de Pomaticla, en Santa Eulalia. Con apoyo de los laboratorios de geomática que cuentan en la Facultad y de especialistas en vulnerabilidad y riesgos frente a desastres naturales, seguirán brindando soluciones para evitar situaciones con peores desenlaces.