Restaba un mes para culminar su carrera universitaria, cuando Cinthia Retamozo Gózar (23) tuvo ocasión de demostrar su condición de estudiante sobresaliente de la EAP de Enfermería de la Facultad de Medicina de San Fernando, al alcanzar el primer lugar en el referido examen, para orgullo de su familia y de la Decana de América.

Cinthia Retamozo Gózar, en su alma mater: la UNMSM.

Honor al mérito. Con un puntaje de 17.625, Cinthia se impuso a miles de internas(os), egresadas(os) y licenciadas(os) de enfermería de todo el país, quienes participaron, en noviembre pasado, del Examen Nacional de Enfermería Ordinario 2014 (ENAE), organizado por la Asociación Peruana de Facultades y Escuelas de Enfermería (ASPEFEEN), que agrupa a 42 universidades públicas y privadas que cuentan, dentro de su oferta académica, con la carrera profesional de Enfermería. Conozca la historia de Cinthia, en la siguiente nota.

Pasión por la enfermería

Si algo tiene claro en la vida esta joven huancaína es su amor y vocación por su carrera, la que decidió estudiar desde temprana edad influenciada por su tía. “Mi tía es enfermera. Me atrajo mucho la labor que realizaba en el centro hospitalario donde trabajaba; pero, además, desde el colegio yo tenía el perfil de vocación de servicio a los demás”, recuerda Cinthia con alegría.

A manera de anécdota cuenta que, en la academia, ella era la única que decía que iba a postular a Enfermería, mientras que sus compañeros afirmaban que lo harían a Medicina. “Al final, varios de ellos terminaron siendo mis compañeros de enfermería en la UNMSM” (risas).

Cierto ánimo de rebeldía trasluce su semblante cuando comenta que ahí advirtió que algunos toman dicha carrera, con relación a Medicina, como “una segunda opción o último recurso”.

Tras cinco años de estudios, en diciembre pasado, concluyó su formación profesional universitaria y después de oír su testimonio podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que a esta destacada joven sanmarquina le apasiona su carrera.

“En el camino tuve muchas propuestas para estudiar medicina. Mis padres y muchos familiares me decían por qué no estudias Medicina, pero en mis cinco años de estudios conocí más mi carrera y definitivamente yo estoy hecha para el área de Enfermería. Decidí estudiar esta profesión y no me arrepiento porque me gusta y me siento identificada con lo que hago”, dice de manera resuelta.

En San Marcos

Ficha de resultados del ENAE, que da cuenta del primer puesto logrado por la flamante egresada sanmarquina de la EAP de Enfermería.

La misma convicción para elegir la carrera la tuvo para decidir postular a la universidad donde, finalmente, estudió. “Mi primer objetivo fue ingresar a San Marcos y eso que no soy limeña”, refiere. Con ese propósito, con su familia en pleno, padres y dos hermanos menores, dejó Huancayo y se mudó a la capital.

“Me preparé en el Centro Pre de la UNMSM y conocí muchas cosas que nunca me habían enseñado en el colegio”, señala la flamante ganadora del ENAE. Luego de un año y medio de preparación, la joven ingresó y se estrenó como estudiante sanmarquina en abril de 2010.

“Yo quería ser de San Marcos por ser la gran universidad del Perú, tenía que pertenecer a ella. Lo que me llamó la atención fue su prestigio. Como dicen, cualquiera no ingresa a San Marcos”. Lo que terminó de corroborar su preferencia por la UNMSM fue el perfil del egresado de enfermería contenido en el prospecto de examen de admisión de ese entonces.

El perfil decía, recuerda, “enfermeros egresados con liderazgo, al servicio de la familia y comunidad, quienes contribuyen al desarrollo del país mediante un cuidado humanizado y de calidad”. Al leerlo –dijo– quiero egresar con ese perfil profesional.

Hoy, que acaba de egresar, Cinthia considera que así ha sucedido porque durante su formación profesional ha sido entrenada no solo para cumplir una labor asistencial en centros hospitalarios, sino también para trabajar con las comunidades y desempeñar actividades de gerencia y administración en salud.

“Definitivamente, la Cinthia que ingresó es diferente a la Cinthia que egresó, pues en lo personal maduré bastante. Amo a mi carrera porque he aprendido mucho de ella. Siento que he crecido y me he desenvuelto más. Cuando ingresé era temerosa, tímida en las clases. San Marcos me dio mayor seguridad y compromiso conmigo misma y con los demás”, reflexiona.

“En estos cinco años de estudios he fortalecido la empatía hacia las personas. He aprendido a controlar mis emociones y no dejarme llevar por los impulsos porque hay un paciente que espera que lo ayude y reconforte. A veces con un simple abrazo, un paciente puede sentirse mejor", agrega Cinthia sin advertir, tal vez, la contagiante emoción que transmiten sus palabras. Su carrera recién comienza y ha dado un primer paso exitoso en un horizonte profesional que se vislumbra auspicioso. Que así sea por ella y por el bien de sus futuros pacientes.

Sobre el examen 

El ENAE se realiza anualmente, siendo requisito obligatorio para realizar el Servicio Rural Urbano Marginal de Salud (SERUMS). Permite obtener un plaza SERUMS de Enfermería por orden de mérito y forma parte del esfuerzo nacional por instituir una cultura de calidad en la formación de enfermeras(os) en nuestro país.

Además de ser un plus para su curriculum, ser la primera del ENAE le dará a Cinthia la prioridad de elegir el lugar o la sede de Lima o provincias donde cumplirá su SERUMS, desde mayo de este año hasta el mismo mes del 2016. Los centros de salud de Pachacamac, Lurín o Huarochirí son sus principales opciones.