Masaaki Oka, presidente de la Universidad de Yamaguchi, explicó que el objetivo de la institución que dirige es que sea un campus donde exista diversidad cultural.

Con miras a seguir fomentando lazos con el mundo académico, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) firmó ayer, 28 de agosto, un memorando de entendimiento y un convenio de intercambio estudiantil con la Universidad de Yamaguchi de Japón, en un evento efectuado en el salón de grados del Centro Cultural de San Marcos, ubicado en el Parque Universitario.

El memorando tiene el objetivo de desarrollar la colaboración académica y educativa para promover relaciones amistosas entre ambas universidades, que desarrollarán labores en base a la equidad y la reciprocidad, tales como el intercambio de estudiantes, docentes y trabajadores; la realización en conjunto de actividades académicas y colaboración en temas de investigación, y el intercambio de publicaciones e información académica. Asimismo, deja la posibilidad de establecer cualquier otra forma de cooperación no mencionada.

El memorando asienta las bases que permitirán más convenios. El primero de ellos fue la suscripción para el intercambio estudiantil.

Como inicio del cumplimiento de dicho memorando, en el acto, se suscribió el convenio para el intercambio de estudiantes, que establece la estancia de tres estudiantes por año (dos semestres académicos), además de otros requisitos que podrán ser consultados en la Oficina General de Cooperación y Relaciones Interinstitucionales (OGCRI).

El rector de la UNMSM, doctor Orestes Cachay Boza, resaltó que uno de los propósitos de las universidades es el compromiso de ayudar a los jóvenes a potenciar sus talentos y, además, rememoró la rica historia sanmarquina, destacando los insignes personajes que salieron de sus claustros. Por último, hizo hincapié en la pujante economía japonesa y la fuerza de su gente que incluso les permitió resurgir de los escombros de la Segunda Guerra Mundial.

 

De izq. a der.: doctores Fusanori Miura, Masaaki Oka, Orestes Cachay y Silvia Iglesias.

A su turno, el presidente de la Universidad de Yamaguchi, doctor Masaaki Oka, refirió que este convenio se enfoca en su visión de tener una universidad con diversidad cultural, donde no se distingan etnias, creencias o nacionalidades. De igual modo, destacó que actualmente forman recursos humanos activos con un enfoque no solo regional sino global.

Asimismo, subrayó la importancia de tener a San Marcos como parte de este proyecto y recordó que, desde el primer contacto en el 2014, establecieron trabajos en forma de consultoría que permitieron intercambios académicos, especialmente en prevención de desastres, y cambios en el medioambiente con detección vía satélite. Al final de su discurso, hizo un llamamiento a continuar con este importante esfuerzo entre ambas universidades.

La mesa de honor estuvo presidida por el doctor Cachay Boza, acompañado del doctor Masaaki Oka; del vicepresidente de la Universidad de Yamaguchi, Fusanori Miura, quien fue el vínculo principal de la casa superior de estudios nipona en sus visitas al Perú, y de la decana de la Facultad de Ingeniería Geológica, Minera, Metalúrgica y Geográfica, doctora Silvia Iglesias León.