Doctor Carlos Aquino Rodríguez, coordinador del Centro de Estudios Asiáticos.

En el proceso de internacionalización que promueve la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), el Centro de Estudios Asiáticos San Marcos (CEAS) representa una nueva oportunidad para fortalecer la cooperación académica, científica y tecnológica entre esta casa superior de estudios, Gobiernos y universidades del continente asiático.

El CEAS tiene por objetivo estudiar y entender esta región, con la cual San Marcos tiene una larga relación desde hace más de 15 años, a través de convenios con universidades de Corea, China y Japón, entre otros países de Asia. Así lo explicó el profesor Carlos Aquino Rodríguez, coordinador de dicho centro, especialista en economía asiática y docente de la Facultad de Ciencias Económicas.

“Necesitamos formar expertos que entiendan cómo es el desarrollo de Asia, región que va a seguir creciendo en forma acelerada. Por ejemplo, en la actualidad, China es la segunda economía en el mundo, y en 10 años va a ser la mayor economía”, destacó el docente sanmarquino, quien consideró que el Perú tiene un largo vínculo histórico, político y diplomático, y cada vez más grande la relación económica, con esos países, pero falta una estrategia para poder aprovechar más ello.

Según mencionó, el interés peruano por el estudio de esa región y por los lazos de cooperación que se puedan fortalecer responde al hecho de que los grandes países asiáticos, como China, Japón, Corea, India e Indonesia, cada vez adquieren más importancia para el país. “El año pasado, el 42 % de todo lo que nuestro país vendió al mundo se fue al Asia”, refirió.

Así también, el Perú fue el primer país de Latinoamérica en establecer relaciones diplomáticas con Japón y China, y el que empezó a recibir una gran migración de personas originarias de dichos países. Desde 1849 a 1872, ingresaron casi 150 000 chinos, y, de 1899 hasta 1925, llegaron 25 000 japoneses.

Hoy en día, se tiene la más grande comunidad china en América Latina y la segunda comunidad japonesa después de Brasil. “Sabemos que hay mucha investigación, las mejores universidades están allá, y los asiáticos se interesan en aprender. Es hora que nosotros también lo hagamos”, afirmó.

La oficina del CEAS fue inaugurada por el rector Orestes Cachay Boza, en el marco de la II Reunión del Consorcio Universitario Fudan - América Latina (FLAUC).

Líneas de trabajo

Para el estudioso sanmarquino, una forma de estudiar a Asia es aprender su idioma. Por ahora, el Gobierno de Corea, a través de la agencia de cooperación internacional KOIKA, viene enseñando el idioma coreano en el Centro de Idiomas de San Marcos. “Queremos que esa experiencia se repita con los otros países de Asia. Mientras tanto, tenemos el ofrecimiento de una universidad de China de enviar profesores para enseñar su idioma, y también de la Embajada de la India para el idioma hindú”, refirió.

Del mismo modo, se buscará generar contacto con las diversas agencias de cooperación de esos países, ya que con muchos de ellos San Marcos tiene convenios de cooperación académica y científica.

Igualmente, se hace la invitación a los docentes de todas las especialidades para que se incorporen a este centro, a fin de desarrollar proyectos de investigación conjuntos con profesores de universidades del Asia; además de continuar desarrollando actividades, como conferencias, seminarios y simposios sobre la región de Asia.

Entre estas conferencias internacionales, el martes 20 de noviembre, en la Biblioteca Central, la antropóloga Teresa Kennedy de la Universidad de Notre Dame expuso sobre las Becas Yenching que ofrece la Universidad de Pekín. Para el próximo 6 de diciembre, están programadas las conferencias “Haciendo negocios con India”, y, para el 12 de diciembre, el simposio “40 años de reformas económicas en China y su impacto en el Perú y el mundo”. Ambas en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias Económicas.

Por otro lado, se han abierto varias líneas de investigación, como los estudios sobre China a cargo de tres investigadores de Ciencias Económicas y uno de Ciencias Administrativas; un profesor que estudió en Corea hace lo propio sobre Corea; un docente de la Facultad de Derecho y Ciencia Política estudia sobre política y derecho internacional de la región de Asia oriental, y un grupo de biólogos está estudiando las plantas medicinales de China y Perú.

El CEAS viene elaborando su plan de actividades anual para el 2019, y ha considerado, entre tres a cuatro veces al mes, las visitas de embajadores, empresarios, especialistas que hablen de los países de Asia; por medio de convenios se buscará promover el intercambio docente y estudiantil.

“Hay muchas becas a universidades de Asia que no se aprovechan, a pesar de que son las mejores del mundo porque cubren desde pasajes, gastos universitarios hasta una asignación mensual. Los estudiantes tienen una gran oportunidad, pero necesitan aprender inglés como mínimo”, enfatizó el profesor Aquino.