Investigador sanmarquino Gustavo Ordóñez, docente de Ingeniería Mecánica. Fuente: Indecopi

Un nuevo aporte a la investigación, el desarrollo y la innovación dio la UNMSM al país. El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) otorgó una patente al investigador sanmarquino Gustavo Ordóñez, docente de la escuela profesional de Ingeniería Mecánica de Fluidos, por la creación de una innovadora ala de avión de carga pesada, en el marco del evento Jueves del Inventor, que organizó la referida institución el 23 de marzo.

Este proyecto, denominado “avión de superficies deslizantes con dispositivo sustentador dispuesto en las alas o en el fuselaje”, consiste en proporcionar, al avión de cargamento pesado, mayor autonomía por la característica de soportar el doble o el triple de peso que soportaría con una ala normal debido a su forma aerodinámica y al deslizamiento de su superficie, por el cual incrementa la sustentación del perfil alar.

Ventaja técnica del proyecto presentado. 

El director de la Dirección de Invenciones y Nuevas Tecnologías del Indecopi, ingeniero Manuel Castro Calderón, destacó la labor de la Decana América por dar aportes a la investigación y a la innovación nacional, ya que presentó un considerable número de solicitudes de patentes: en total 34, de las cuales 13 fueron entregadas. “Es importante la iniciativa de San Marcos para patentar sus creaciones tecnológicas. Ya presentó 34 y esta patente es la primera que se le otorgó en este año 2017”, acotó.

Por su parte, el doctor Pablo Ramírez, director general de Investigación y Transferencia Tecnológica, en representación del Vicerrectorado de Investigación y Posgrado de la UNMSM, recibió el título de la patente de modelo de utilidad y destacó la trayectoria del ingeniero Ordóñez, informando que se trata de la tercera patente presentada por el investigador sanmarquino.

Cabe señalar que la UNMSM cuenta con veinte títulos de propiedad intelectual (entre patentes, registro de obras y marca). Además, permitirá que se tenga exclusividad sobre las creaciones; esto  quiere decir que ninguna otra persona pueda usarla sin autorización. Sobre todo, posibilita la comercialización para transferir esta tecnología al sector productivo.

La comunidad sanmarquina investigadora, docentes o estudiantes pueden visitar la Oficina de Promoción de la Dirección General de Investigación y Transferencia Tecnológica para mayor orientación. Asimismo, pueden visitar la página de Facebook de la Convención Nacional Anual de Patentes e Invenciones (CNAPI).