Rector, Dr. Pedro Cotillo, junto a decano (e) de la Facultad de Ciencias Sociales, Dr. Jorge Silva Sifuentes. 

En el auditorio Raúl Porras Barrenechea de la Facultad de Ciencias Sociales, se llevó a cabo el Seminario Internacional "Universidad Pública y Economías Solidarias", el cual fue organizado por el Seminario de Economía Social, Solidaria y Popular de dicha Facultad en colaboración con la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo.

Este acto académico fue inaugurado por el Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Dr. Pedro Cotillo Zegarra, quien mencionó que la universidad pública, en el caso específico de San Marcos, sí desarrolla actividades de inclusión y promueve la economía solidaria. Asimismo, indicó que nuestra cuatricentenaria casa superior de estudios principalmente vela por el respeto de la autonomía universitaria, que va de la mano con la independencia académica.

Los sociólogos César Germaná, Luis Coraggio e Ivonne Farah reflexionaron sobre el papel de la universidad pública y la economía solidaria.

A dicha cita también se hicieron presentes, académicos y representantes de gremios y comunidades que día a día fomentan y ejecutan proyectos vinculados con los conceptos de la economía sostenible y responsabilidad social. En tal sentido, participaron José Luis Coraggio, economista de la Universidad Nacional de General Sarmiento (Argentina), quien sugirió que la responsabilidad social y la distribución igualitaria son posibles si el Estado asume un serio papel en el que el comercio justo pueda lograr institucionalizarse, aplicando grandes dosis de reciprocidad y consumo responsable.

En relación a la universidad pública, el economista argentino se refirió a que la universidad debe descolonizarse del pensamiento liberal, además de que la economía social y solidaria necesita de nuevos espacios de conocimiento para tener una nueva vinculación con la sociedad.

Por su parte, la socióloga Ivonne Farah, de la Universidad  Mayor de San Andrés (Bolivia), mencionó que el desafío de las universidades públicas radica en la creación de una nueva construcción epistemológica y, sobre todo, de carácter multidisciplinario, en la que la relación de lo cognitivo con lo ético no encuentre fisuras y, menos aún, estén desligadas. Por tal motivo la formación de capacidades debe estar vinculada a la economía solidaria, así como a los avances en temas de investigación.

La actividad se inició con el tradicional “pago a la tierra”.

En representación de la academia peruana estuvo el sociólogo sanmarquino César Germaná, cuyas reflexiones estuvieron circunscritas a los lazos que existen entre la universidad y las relaciones de poder, lo que colisiona directamente con la sociedad. Al igual que su par argentino, también propuso la descolonización, pero desde su punto de vista, esta debe ser en el campo del saber, ya que aún se encuentra en la esfera eurocéntrica de la cual no logra salir. Esto genera que exista inviabilidad de las estructuras disciplinarias. Es por todo lo mencionado que la reforma de la universidad debe ir en contra de la mercantilización del conocimiento, el neodesarrollismo y el desconocimiento de la “colonidad”.

También hicieron uso de la palabra los representantes de movimientos de reivindicación social, quienes sostuvieron que la universidad debe estar cerca a los pueblos, de los actores reales de la sociedad, y no quedarse solo en la teoría académica.

Cabe anotar que previamente a la actividad, desarrollada el 9 de diciembre, en los exteriores de la Facultad se realizó, a modo de ofrenda, el tradicional pago a la tierra, en el que participaron todos los invitados, colaboradores y alumnos en general.