Rector Orestes Cachay expuso su experiencia en la gestión de la UNMSM.

El rector Orestes Cachay Boza participó hoy como ponente en el conversatorio “Sistemas y herramientas para la gestión de universidades de calidad”, organizado por ProCalidad, del Sistema Nacional de Evaluación Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), que buscó fomentar un espacio de debate sobre el mejoramiento de la calidad en la educación superior en el Perú.

En dicho evento, realizado en el Hotel José Antonio Deluxe, el doctor Cachay expuso su experiencia en la gestión de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), primero como decano y luego como rector, en el establecimiento de una cultura de calidad educativa.

Como ejemplo, citó la acreditación, por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA), de Colombia, de la Escuela Profesional de Ingeniería Industrial, que fue la primera carrera de ingeniería del país en recibir la acreditación internacional, cuyo proceso empezó con la implementación y el cumplimiento de los indicadores del ISO 9001.

Asimismo, habló sobre la nueva Ley Universitaria y la pérdida de la autonomía de la universidad pública, que presenta un problema fundamental centrado en no aceptar la realidad por la que pasa, cuyas soluciones están comprendidas en un proceso de cambio paulatino, que depende del Ministerio de Educación.  

A la reunión, también asistió la vicerrectora académica de Pregrado, Elizabeth Canales Aybar.

“Para San Marcos, el licenciamiento es difícil, ya que cuenta con 20 facultades y 65 escuelas profesionales, y su reestructuración es costosa. Sin embargo, el reto será cumplido, ya que la documentación para ello se encuentra en proceso de verificación”, remarcó.

En otro momento de su alocución, refirió que el Ejecutivo y el Legislativo deben invertir en pasantías docente y estudiantil, ya que la calidad educativa se ve reflejada en la movilidad académica, que, en la mayoría de casos, se ejecuta con recursos directamente recaudados.

Al respecto, recordó el convenio con Laspau, organización afiliada a la Universidad de Harvard, a través del cual se estableció un programa de intercambio académico, con el que viajaron, el año pasado, 140 alumnos a dicha universidad estadounidense.

También hizo alusión a la investigación, para la cual, en San Marcos, se ha dado un reordenamiento del presupuesto, invirtiendo sobre todo en equipamiento de laboratorios. Así, existen 467 grupos de investigación, donde hay aproximadamente 2000 docentes involucrados en esta labor; lo que suscita un problema más: la falta de homologación de sueldos, puesto que un docente necesita trabajar en distintas instituciones y no puede dedicarse ampliamente a la investigación.

Finalmente, en dos años que lleva en la gestión como máxima autoridad de la Decana de América, afirmó que los principales desafíos en la implementación de un sistema de calidad en la universidad pública pasan por la sostenibilidad, que requiere de una fuente de dinero especial, para lo cual se debe asignar un presupuesto para la calidad educativa (investigación, capacitación, homologación docente, movilidad, entre otros) e impulsar una cultura de liderazgo para comprometer a docentes, estudiantes y personal administrativo.

A la reunión, asistieron la vicerrectora académica de Pregrado de la UNMSM, doctora Elizabeth Canales Aybar; el director ejecutivo de ProCalidad, Reynaldo Bringas Delgado; la presidenta del Consejo Directivo del Sineace, Carolina Barrios Valdivia; la jefa de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), Lorena Masías; entre otros.