Rector Cachay hizo entrega de una placa con el escudo sanmarquino a Daisaku Ikeda, recibida en su representación por el maestro Minoru Harada.

En atención a una honrosa invitación que le hiciera la Universidad Soka, el rector de esta cuatricentenaria casa superior de estudios, doctor Orestes Cachay Boza, viene cumpliendo desde ayer un programa de actividades académicas en Japón, donde llegó acompañado de Miguel Ángel Polo Santillán, profesor de la Escuela Profesional de Filosofía.

Durante su visita, la primera autoridad sanmarquina se reunirá con el rector de la mencionada universidad japonesa, Yoshihisa Baba, con el propósito de evaluar convenios adicionales a los que ya han suscrito ambas instituciones académicas de educación.

Rector en las instalaciones de la Universidad Soka.

Como se sabe, el maestro Daisaku Ikeda, fundador de la Universidad Soka en 1971, fue distinguido por la UNMSM con el grado de Doctor Honoris Causa, en agosto del año pasado, por ser un gran activista de la paz e impulsor de la trasformación de los pueblos a través de la educación y la cultura.

Precisamente hoy, el doctor Orestes Cachay hizo entrega de una placa con el escudo sanmarquino a Daisaku Ikeda, recibida en su representación por el maestro Minoru Harada, presidente de la Soka Gakkai.

Honores que honran a la UNMSM

El viernes 26 enero, según el programa divulgado, el rector de la UNMSM recibirá la distinción de máximo honor que otorga la Universidad Soka. Al día siguiente, sábado 27, se trasladará a Hiroshima, donde se le concederá el Premio a la Paz de Hiroshima de la Soka Gakkai, distinción que aceptará en nombre de la UNMSM, ya que, como universidad referente del Perú, forja la paz y la convivencia pacífica fortaleciendo desde adentro la educación y la cultura.