Vicerrector de Investigación, Dr. Bernardino Ramírez Bautista, y el Dr. Jorge Alarcón, en reunión de trabajo, junto a un grupo de investigadores del CITBM.

La formación del primer Centro de Excelencia del país, en asociación con empresas y centros de investigación del país y del extranjero es un reconocimiento a la potencialidad que tiene la universidad Decana de América, pese a sus limitaciones económicas, en sus profesores, investigadores y alumnos.

"San Marcos en realidad tiene un potencial increíble. Basta con que le den la oportunidad para que lo pueda evidenciar”, señaló el Dr. Alarcón. Prueba de ello, es su reciente triunfo en el concurso de Centros de Excelencia, convocado por el Concytec, donde se impuso a otras 21 propuestas presentadas por consorcios conformados por prestigiosas empresas, universidades y centros de investigación nacionales y extranjeros.

Para el profesor Alarcón, esta es la oportunidad de desarrollar y consolidar un modelo de gestión de la investigación que le permita a la Universidad despegar en muchas áreas de investigación, ciencia y tecnología, sin perder de vista el objetivo principal del CITBM: emprender investigaciones para optimizar la productividad y competitividad empresarial, con el propósito de contribuir al bienestar de las poblaciones y a mantener entornos saludables.

En tal sentido, a decir del destacado investigador sanmarquino, dicho Centro de Excelencia, liderado por la UNMSM, busca aportar a la diversificación de la producción nacional y a desarrollar la masa crítica de investigadores que el país necesita, permitiendo mejorar el empleo de investigadores, científicos y técnicos.

Dr Jorge Alarcón, coordinador del equipo que elaboró la propuesta del CITBM.

“Se crea un círculo virtuoso en cuanto a incrementar recursos, mejorar las oportunidades de investigación, formar investigadores, etc., que realmente lo convierte (al modelo de Centro de Excelencia CITBM) en una de las mejores alternativas para el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación del país”, destacó.

Sobre este último componente, que vincula la investigación con la industria, indicó que el CITBM brindará a la empresa la oportunidad de innovar y en el caso de que la innovación sea exitosa y novedosa podría ampliar su mercado a nivel nacional e internacional.

“En ese escenario obviamente aumentaría su rentabilidad y de esa manera la empresa se va a convencer de que es indispensable invertir en innovación, ciencia y tecnología”, subrayó.

El profesor Alarcón señaló además que las innovaciones se traducirían en patentes del CITBM que beneficiarían a la UNMSM, a la empresa y al país, ya que se trataría de una tecnología propia que contribuiría a reducir nuestra dependencia de tecnología extranjera. Asimismo, reveló que se podrían generar nuevas empresas denominadas spin off (empresas hijas), lo cual sería un indicador de éxito del mencionado Centro de Excelencia.

Las áreas de desarrollo y líneas de investigación del CITBM.

Etapas

La implementación y desarrollo del CITBM está pactado para cinco años y consta de tres etapas: implementación (1 año), ejecución (2 - 4 años), consolidación (1 año). Según informó el Dr. Alarcón, luego de los cinco años, el Centro de Excelencia estará en capacidad de desarrollar innovación en las áreas de investigación de su competencia para responder a los requerimientos de las empresas y a las necesidades sociales del país.

Inversión

La puesta en marcha del CITBM demandará una inversión ascendente a 67 millones de soles. Del total, el Estado aporta, a través del Concytec, 16.7 millones de soles; las empresas socias del consorcio, 23 millones de soles; el monto restante constituye el aporte no monetario (infraestructura, laboratorios, investigadores, entre otros aspectos) que ofrece la UNMSM.

Rigurosidad y transparencia

Los proyectos pasaron por una serie de evaluaciones. La más importante (la sustentación oral) estuvo a cargo de un equipo de expertos internacionales para garantizar la imparcialidad y transparencia del concurso. “Ha sido un examen exhaustivo, en el que San Marcos ha demostrado que tiene calidad y potencialidad. No lo decimos nosotros ni nuestros pares nacionales, sino especialistas extranjeros”, remarcó el profesor Alarcón.

Importantes socios y colaboradores del país y del extranjero apoyan esta iniciativa sanmarquina.

Para quitarse el sombrero

Es digno de resaltar que de los 22 proyectos de Centros de Excelencia en competencia, el CITBM resultó ganador y otro proyecto, liderado también por esta cuatricentenaria universidad, ocupó el segundo lugar. El hecho motivó que la premier Ana Jara, tras la ceremonia de premiación del CITBM, dijera: “Yo me quito el sombrero por la UNMSM y sus investigadores”.

Equipo que elaboró la propuesta

Dr. Jorge Alarcón Villaverde (coordinador). Investigadores: Dra. Julia Piscoya Sara, Dr. Carlos Landauro Salas, Dr. Víctor Peña Rodríguez, Dr. Justiniano Quispe Marcatoma, Dr. Armando Yarlequé Chocas, Ing. Ángel Romero Baylón, Ing. Daniel Lovera Dávila, Lic. Andreas Mühlbach, Ing. Víctor Cruz Ornetta, Dr. Arturo Centurión Lara (investigador de la Universidad de Washington), Andrés Lescano Guevara (investigador del NAMRU) y Dr. Edwin Santamaría Dávila (investigador del Instituto de Ciencias Neurológicas). Desde este portal, una felicitación y reconocimiento a este equipo de reconocidos investigadores que enorgullece con su trabajo a la Decana de América.