Autoridades pudieron conocer las piezas arqueológicas que son conservadas por el MAA.

Más de 8000 piezas arqueológicas, que se encuentran conservadas en el Centro Cultural de San Marcos (CCSM), serían puestas en valor en un trabajo conjunto de las autoridades de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), y de los representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

La importancia de su investigación y difusión que, actualmente está a cargo del Museo de Arqueología y Antropología (MAA) de la UNMSM, fue destacada por la ministra de Cultura, Patricia Balbuena; el presidente de la Comisión Especial Multipartidaria Conmemorativa del Bicentenario de la Independencia del Perú, congresista Juan Sheput, y el rector de la PUCP, Marcial Rubio Correa.

Arqueólogos sanmarquinos se encargan del cuidado de estos restos arqueológicos.

En un recorrido por los ambientes que custodian la riqueza arqueológica del Perú, los visitantes conocieron el estado de estas piezas arqueológicas que provienen de culturas peruanas ancestrales como Nazca, Paracas, Chavín, Chancay, entre otras, pero que necesitan ser estudiadas especialmente ya que algunas de ellas no pueden ser expuestas en museos debido al material con el que están elaboradas, explicaron los especialistas del MAA.

Mencionaron que la denominada conservación preventiva consiste en dar cuidados especiales a un material, sea orgánico o inorgánico, para dotarlo de cierta estabilidad a fin que pueda ser conservado a lo largo del tiempo.

Se espera que tanto las instituciones públicas como privadas se interesen en este proyecto para mostrar al país la riqueza histórica que representan estos hallazgos, realizados por destacados arqueólogos peruanos.

Suscripción de la carta de entendimiento rumbo al Bicentenario de la República.

Firman carta de entendimiento con miras al Bicentenario

Tras el recorrido por las instalaciones mencionadas, los asistentes suscribieron una carta de entendimiento para construir una alianza estratégica rumbo al Bicentenario de la República.

Las instituciones firmantes se comprometieron a constituir una Cátedra Bicentenario para reflexionar y actuar sobre la experiencia republicana y los problemas contemporáneos del Perú.

También se acordó establecer relaciones institucionales que permitan realizar actividades y proyectos en armonía con nuestras políticas académicas, culturales y de responsabilidad social.