Se requiere incrementar la cobertura del proyecto a 100 000 personas en al Desafío Google.org.

Jorge Poma Deza era estudiante de la Facultad de Ingeniería de Industrial (FII) cuando comenzó a idear proyectos de innovación y emprendimiento. Desde el 2006, comenzó a recibir apoyo de la entonces gestión del actual rector Orestes Cachay Boza en el decanato de la FII, motivo por el cual ganó diferentes concursos tanto nacionales como extranjeros, en México, Bolivia y Paraguay.

En ese tiempo, sus esfuerzos se centraban en promocionar los proyectos en los que trabajaba, teniendo en cuenta el conocimiento y la experiencia que adquiría en su labor como asesor en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), la presidencia del directorio en la Empresa Nacional del Puerto (Enapu) o la gerencia general de Sedapal y jefe de gestión institucional de la misma empresa; que le permitió conocer a grandes rasgos la problemática de la escasez del agua en algunas zonas de nuestro país.

Este proyecto cuenta con un sistema integral de monitoreo de las condiciones ambientales.

Ahora es el director ejecutivo y vicepresidente de la organización sin fines de lucro Movimiento Peruanos sin Agua, el cual es un proyecto que tiene su sede principal en Lima, pero que extiende sus redes de colaboración en otras 14 ciudades del Perú. “Nuestra organización tiene tres campos principales de acción en los que trabajamos: el equipo de proyectos que ve el tema de financiamiento, auspicios y donaciones”, indicó Jorge Poma durante una entrevista a San Marcos al día.

Ellos obtuvieron varios premios nacionales y extranjeros, como el Premio Nacional del Ambiente 2015 (primer lugar en la categoría ONG), como la obtención de un fondo brindado por la embajada de Australia en el Perú, de la embajada de Holanda, en la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), o el Premio Cemex 2017 que se dio en la Ciudad de México con 15 proyectos que impacten socialmente en América Latina.

Hace unos días, la compañía multinacional Google otorgó 350 000 dólares al citado movimiento por fomentar proyectos de innovación con impacto social. Específicamente, se premiaba a una propuesta creativa teniendo en cuenta su grado de innovación, factibilidad técnica de realización, escalabilidad e impacto en la sociedad. 

Jorge Poma Deza es director ejecutivo y vicepresidente del Movimiento Peruanos sin Agua.

Se requiere incrementar la cobertura del proyecto a 100 000 personas en al Desafío Google.org. Por lo que se requiere el apoyo de la comunidad universitaria y sus contactos votando directamente a través del siguiente link https://desafio2017.withgoogle.com/latam/charity/mpsa.

Este proyecto cuenta con un sistema integral de monitoreo de las condiciones ambientales con tecnología GIS (Geographic Information System); captación de agua de la niebla y captación de aguas del subsuelo; análisis; cloración; biodigestores; sistemas de medidores prepago y aplicación en smartphone para monitoreo de variables; que serán entregados a personas de escasos recursos y que viven en zonas alejadas del país, que no cuentan con acceso al agua.

Para ello, se usan “atrapanieblas” que tiene las ventajas de ser económico, de fácil instalación, de fácil mantenimiento y de no requerir energía eléctrica. El proyecto también incluye el uso de agua para realizar actividades agrícolas, crianza de animales menores y reforestación.

“Sin embargo, este movimiento también viene trabajando con otras soluciones no convencionales, como la cosecha de lluvias, filtros, la desalinización del agua, el reciclaje y reusó de agua residual”, sostuvo.