El inicio de la representación se realizó en los exteriores del auditorio “Rosa Alarco Larrabure”.

La vida que te falta, conocida puesta en escena inspirada en pasajes poco conocidos de la vida de José Carlos Mariátegui, El Amauta, se presentó por primera vez en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) luego de su paso exitoso por la casa museo que lleva su nombre.

Los exteriores y el auditorio "Rosa Alarco Larrabure" de la Biblioteca Central fueron los escenarios donde los talentosos artistas del grupo Teatro del Vinagre, dirigidos por la española María Isabel Rincón, conocida en el ambiente artístico como “Maloka”, representaron la obra el viernes 20 de mayo.

En esta puesta teatral, que ha sido presentada anteriormente en varias oportunidades en la Casa Museo José Carlos Mariátegui, se mostró al autor de Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana, en sus últimos cinco años de vida, como un personaje existencial, recreando sus episodios amorosos, su labor de periodista, la amputación de su pierna y su muerte.

Mariátegui es consolado por su esposa tras recibir la noticia de que le amputarían una pierna.

La directora informó que para reconstruir la historia tuvo que recurrir a cartas y entrevistas a familiares del Amauta. De esta manera, visitó a su nieta Cecilia Ferrer Mariátegui, hija de Gloria María, su primogénita, quien nació de su primer compromiso, hecho poco conocido. Con la información recopilada, elaboró el argumento en un trabajo que tomó un elemento ficticio manifestado en la ternura del personaje, sin dejar de ser fiel a lo que deseaba transmitir: la otra vida del famoso ensayista.

Como se sabe, José Carlos Mariátegui fue un renombrado ensayista, periodista y pensador político. Fundador del Partido Socialista Peruano, quien analizó la condición de los campesinos y sus derechos territoriales frente a los hacendados que tenían el poder sociopolítico durante la primera mitad de siglo XX.

La directora y el elenco de jóvenes actores.

Sobre la directora

Actriz, dramaturga y docente, ha impartido talleres a grupos de diferentes edades y ámbitos culturales desde 1992, además de contar con su propia compañía de teatro llamada Teatro del Vinagre.

En el Perú, ha trabajado en la sierra, especialmente en Huamanga (Ayacucho), donde dirigió El príncipe andino, en colaboración con la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga. Ha experimentado y desarrollado el teatro sensorial o senso-experiencial con personas que han vivido la violencia de cerca, como reos en cárceles, víctimas de terrorismo, entre otros.

María Isabel Rincón prepara su próxima puesta en escena que se presentará en la UNMSM.   

Cabe destacar que, en la UNMSM, presentará en el mes de junio otra puesta en escena inspirada en un relato elaborado por un adolescente de 16 años, quien tomó parte de un taller de literatura en el que la dramaturga hispana participó. En esta obra se recrea las experiencias del joven luego de huir de su casa y vivir en muladares, de donde María Isabel Rincón se sirvió para expresar una alegoría sobre la guerra, la soledad y la defensa del territorio.