Dr. Juan Espinoza flanqueado por los dos más altos puntajes del examen de admisión.

Como siempre, la calidad se impone, y esta vez ya no caben dudas: el Centro Preuniversitario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (CEPUSM) es el mejor. Su preparación de primer nivel respaldada por la calidad de sus docentes y una infraestructura que facilita el estudio ya vienen mostrando los frutos que se esperan de ellos. Las pruebas al canto: los dos primeros puestos de la puntuación general proceden del CEPUSM: Jordano Jesús Castro Leyva y Víctor Andrés Sánchez Abanto. Ellos alcanzaron el puntaje más alto (1,874.375) en el examen de admisión 2016-I a la Decana de América y, por lo mismo, a la carrera que han elegido: Medicina Humana (perteneciente al área de Ciencias de la Salud).

Jordano Castro y Víctor Sánchez ingresaron a la carrera de Medicina Humana.

Obviamente, esto no es casual ni mucho menos un caso aislado. El 60% de ingresantes con el más alto puntaje en esta prueba general, desarrollada los días 19 y 20 de setiembre, han sido preparados en el Centro Preuniversitario de la UNMSM. Además, casi 500 jóvenes exalumnos han logrado a través del CEPUSM el ingreso directo a esta cuatricentenaria casa de estudios.

Rector sanmarquino, Dr. Pedro Cotillo Zegarra, y director general de la Oficina Central de Admisión, César Orrego Espinoza, acompañados por los primeros puestos del cómputo general y por área académica del último examen de admisión. 

Para Víctor  Sánchez (18), natural de Cajamarca, haber ingresado a la carrera de Medicina en San Marcos "es la mejor recompensa que ha podido tener desde que decidió postular". Piensa especializarse en cirugía plástica, pero, por el momento, su meta principal es seguir estudiando "hasta ser un profesional de calidad, digno representante de nuestra alma máter”.

Por su parte, Jordano Castro (21) decidió abrazar la medicina por su pasión por las ciencias biológicas y anatómicas, convencido de que contribuir con la salud de una persona es una forma de mejorar el mundo. "Para darme ánimos, yo me visualizaba como un sanmarquino al momento de postular, y, ahora, me proyecto como un gran médico, reconocido en diversas partes del mundo”, señala.

Visionarios

Dr. Juan Espinoza junto a autoridades y trabajadores del CEPUSM, en ceremonia de acreditación.  

El 31 de agosto pasado, cumpliendo un objetivo más, el CEPUSM fue acreditado por su excelencia académica al obtener el ISO9001:2008, que reconoce sus buenas prácticas en el ámbito de aplicación: Proceso de Planificación y Edición de Recursos académicos y exámenes del CEPUSM. Esto gracias a que mediante una auditoría, realizada por la empresa acreditadora TÜV Rheinland, se verificó el cumplimiento de los requisitos recogidos en dicha norma. El certificado es válido por tres años a partir de esta primera auditoría de certificación 2015.

Durante esta ceremonia, el Dr. Juan Espinoza Blanco, director ejecutivo del CEPUSM, recordó que hace 22 años, gracias a la iniciativa de decanos visionarios de aquella época, se aprobó la creación del Centro Preuniversitario de San Marcos, "el que ahora constituye, junto con la Oficina General de Admisión, una de las columnas financieras de la universidad".

"El reto de atender mejor socialmente a los que eligen venir a San Marcos, nos obligaba también a que podamos ser evaluados externamente, pues si nosotros exigimos a nuestros alumnos dedicación y esfuerzo, teníamos que predicar con el ejemplo", anotó.