Rector sanmarquino, Dr. Pedro Cotillo, indicó que las universidades deben tener plenas libertades académicas y autonomía, siendo al mismo tiempo plenamente responsables para con la sociedad.

Para poder cumplir con el fin de lograr el desarrollo del país, las instituciones de educación superior deberán reforzar sus funciones críticas y de previsión mediante un análisis constante de las nuevas tendencias sociales, económicas, culturales y políticas, desempeñando, de esta manera, funciones de centro de previsión, alerta y prevención.

Así lo manifestó el Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), Dr. Pedro Cotillo Zegarra, durante su participación en la conferencia magistral "Rol de la universidad peruana en el desarrollo nacional", con la que se dio inicio al Ciclo de Conferencias Magistrales y Eventos Técnicos 2015, organizado por la Sociedad de Ingenieros del Perú (SIP) –presidida por el Ing. Gustavo Saavedra Garcia– y realizada el 26 de marzo último.

"Tales funciones de previsión y prevención solo son posibles cumplirlas si las universidades tienen  plenas libertades académicas y autonomía, siendo al mismo tiempo plenamente responsables para con la sociedad, rindiéndole cuentas, pues las universidades no están aisladas de la sociedad", agregó.

Asimismo, en alusión a la Declaración de La Sorbona (25 de mayo de 1998), recordó que este documento hace hincapié en el papel central de las universidades en el desarrollo de las dimensiones culturales europeas, que considera, igualmente, sumamente importante la educación y la cooperación conjuntamente con el fortalecimiento de ideas estables, pacíficas y democráticas. De ahí el compromiso de parte nuestra de luchar contra la violencia y desterrar el terrorismo, para que así podamos vivir pacíficamente en democracia y en un estado de derecho.

"En esta declaración se resalta la creación del área europea de educación superior como vía clave para promocionar la movilidad de los ciudadanos y la capacidad de obtención de empleos y desarrollo general", expresó el doctor Cotillo Zegarra.

Autonomía universitaria

Presidente del SIP, Ing. Gustavo Saavedra, entregó diploma de reconocimiento a Dr. Pedro Cotillo por su participación en ciclo de conferencias magistrales.

Siguiendo estos lineamientos, la máxima autoridad sanmarquina aseveró que la independencia y autonomía de las universidades asegura que los sistemas de educación superior e investigación se adapten continuamente a las necesidades cambiantes, a las demandas de la sociedad, y a los avances científicos y tecnológicos.

En otro momento de su exposición, recordó también que el conocimiento y sus aplicaciones productivas, la ciencia y la tecnología, serán cada vez más el motor principal del desarrollo económico y social en todas las regiones del mundo. "Dentro de esta tesis se pone especial énfasis en el rol de las universidades no porque se piense que la universidad puede hacerlo todo, sino porque la universidad debe hacer lo absolutamente imprescindible; hay que hacer posible lo necesario, y la universidad en ello es insustituible", anotó.

Por otra parte, lamentó que América Latina sea una región muy débil en el campo de la capacidad para trabajar con el conocimiento y para utilizarlo agregando valor a nuestra producción económica. "En este nuevo siglo la única forma en la que podremos aumentar la productividad sostenidamente y cerrar las brechas sociales, mantener  altas las tasas de crecimiento económico, crear nuevos empleos mejor remunerados y ser competitivos a escala mundial es afrontarlo en serio con el tema del conocimiento asociado a la educación superior. Equidad  y conocimiento son entonces las dos grandes asignaturas pendientes de nuestra región que deberían indisolublemente tratarse en el quehacer latinoamericano universitario".

De izq. a der.: Ing. Edgar Portalanza, Ing. Raúl Pizarro, Ing. Gustavo Saavedra, Dr. Pedro Cotillo y Mg. Gloria Castro.

 

Relievó que una vida de estudios y praxis continuamente alternados más cercana a las exigencias del desarrollo tecnológico contemporáneo, harán posible aportar constructivamente al sistema del futuro, lo cual es uno de los grandes retos de la educación superior del Siglo XXI en todo el mundo.

En cuanto a las actividades de docencia, investigación y extensión con las que las universidades realizan su misión y expresan su razón de ser, indicó que los establecimientos de educación superior han de dar el ejemplo en el aprovechamiento de las ventajas y avances de las TIC, velando por la calidad y mantenimiento de niveles elevados en las prácticas y los resultados de educación con un espíritu de equidad, apertura y cooperación internacional.

"Para ello, es necesario recurrir a los métodos que permitan constituir redes, realizar transferencias tecnológicas, formar recursos humanos, elaborar material didáctico e intercambiar las experiencias de educación de estas tecnologías a la enseñanza, la formación y la investigación, permitiendo así a todos el acceso al saber", afirmó el Rector, Dr. Pedro Cotillo.

Rector de la UNMSM y presidente del SIP, junto a asistentes a la actividad académica. 

También, crear nuevos  entornos pedagógicos que van desde los servicios de educación a distancia hasta los establecimientos y sistemas virtuales de enseñanza superior, capaces de salvar las distancias y establecer sistemas de educación de alta calidad, favoreciendo así el progreso social, económico y la democratización.

Un tercer punto importante, consideró el Rector sanmarquino, es aprovechar plenamente las TIC para fines educativos, esforzándose por corregir las graves desigualdades existentes entre países, así como en el interior de estos.

Así, si se toman en cuenta las nuevas posibilidades abiertas por el uso de la tecnología de la información y la comunicación será posible garantizar un alto nivel de calidad y equidad, pues son, precisamente, los establecimientos de educación superior los que utilizan esas tecnologías para mejorar su trabajo, "en vez de utilizarlas para convertir los establecimientos educativos en físico en centros virtuales". "Si esto se hace, tengamos confianza en que las universidades podremos contribuir al desarrollo del país: un anhelo de todos los peruanos", concluyó la autoridad sanmarquina. 

En esta actividad académica, estuvieron presentes, por parte de la UNMSM, el director ejecutivo del Centro Preuniversitario (CEPREUNMSM), Dr. Juan Espinoza Blanco, además del secretario general(e), Ing. Raúl Pizarro Cabrera, y la directora administrativa del CEPREUNMSM, Mg. Gloria Castro León, quienes son miembros de la Sociedad de Ingenieros del Perú (SIP), entre otras autoridades sanmarquinas.