Las cifras son frias, se indica en el
artículo. Foto: El Comercio

Por: Víctor A. Peña Rodríguez, profesor principal de la Facultad de Ciencias Físicas de la UNMSM.

Ministerio de Salud (Minsa): casos confirmados por coronavirus COVID-19 ascienden a 45 928 en el Perú (Comunicado N° 86)

Una noticia así, sin lugar a dudas, causa alarma, preocupación, y hasta no en pocos, un tremendo susto. Las cifras son frías. Auscultando la página web del Minsa podemos ver más datos, como el número de personas muestreadas, negativas, positivas, recuperados, hospitalizados, UCI, y fallecidos. Son números de números, en 59 comunicados.

Si se quiere tener una idea de cómo ha evolucionado la pandemia en el país, lo más recomendable primero es graficarlos. Colocar los datos oficiales del Minsa en tablas. El solo hecho de graficarlas nos da una idea de cómo marcha la pandemia. Antes de hacer cualquier ajuste se hace un análisis cualitativo de los gráficos validando el comportamiento de la data. Hagámoslo así. Examinemos la figura 1. Qué observamos.

Observamos un gráfico del número de infectados por millón de habitantes (log I(t)/32.131) en función de los días, en una escala logarítmica.

En esa gráfica apreciamos tres segmentos de rectas que confirman la dependencia exponencial en las siguientes etapas: (1) el inicio de la pandemia (día 1 al día 14), (2) la etapa seguida a la aplicación del primer martillazo hasta el incremento de las pruebas rápidas (día 15 al día 38) y, finalmente, (3) esta última etapa, cercana al nivel V (superior 32,131 infectados).

El autor del artículo es el doctor Víctor Peña, actual profesor principal de la Facultad de Ciencias Físicas.

Se dice que la cuarentena no ha sido efectiva. Para salir de dudas, lo único que tenemos que hacer es extender la recta AB hasta el día de hoy (día 59) y encontraremos la impresionante cantidad de: antilogaritmo de 6.95416. Impresionante cantidad de 7 dígitos.

Entonces, los números nos indican -con claridad- que los dos martillazos sí fueron efectivos, al evitar una desgracia de proporciones mayores a la tragedia que estamos viviendo. No obstante, esto no ha sido suficiente porque no se podrá evitar llegar al nivel V (zona de color naranja) que comprometerá la capacidad hospitalaria del país. Qué más muestra esta gráfica.

Nos muestra que la curva de puntos rojos (pruebas serológicas PS), cruzó a la curva de puntos negros (pruebas moleculares PM) entre los días 48 y 49. Este cruzamiento se debe a que la data de las PS está incompleta al no contener la información importante del inicio de la pandemia en el país. Recordemos que las PS se comenzaron a aplicar a partir del día 34 gracias a una donación de la China.

Otro problema con las PS ha sido la menor selectividad y especificidad del segundo lote adquirido, la cual ha estado arrojando un considerable número de falsos positivos. Por tanto, resulta errado como lo venimos sosteniendo desde el punto de vista numérico sumar la data, PS + PM.

Esta gráfica también muestra que la pandemia, si bien se inició, rápidamente, duplicando el número de infectados en dos días, a la fecha, la velocidad de infección se ha reducido, duplicando el número de infectados en 13 días. No obstante, esta velocidad se ha detenido, no se ha reducido, con lo cual inevitablemente -a fines de mayo- llegaríamos a los 64 mil infectados.

Para hoy las proyecciones indican:

- Infectados según total pruebas (PM + PS): 50 182 equivalente a 1562 infectados por millón, nivel V (1000 < 1,562 < 10 000)

- Infectados, según las pruebas moleculares (PM): 17 653 equivalente a 549 infectados por millón, nivel IV (100 < 549 < 1000)