Depende de nosotros el cambio.

Por: Víctor A. Peña Rodríguez, profesor principal de la Facultad de Ciencias Físicas de la UNMSM.

Parece que sí. El comportamiento de la curva de infectados acumulada por el coronavirus -desde el 6 de marzo- está mostrando un pequeño cambio, a pesar de la inestabilidad de la data, de la imprecisión de la proporción de asintomáticos, de la discusión acerca de las bondades y eficacia de los dos tipos de pruebas (serológicas y moleculares) utilizadas para monitorear al virus.

El hecho es que los análisis numéricos, matemáticos y/o estadísticos deben ser realizados en forma separada. No tiene sentido sumar los resultados de los dos tipos de análisis.

Según los entendidos las pruebas rápidas o serológicas tienen dos indicadores que proporcionan la información de la memoria remota, más lejana, del paso del virus, en tanto que, las moleculares, la memoria reciente. Así mismo, la historia de las pruebas rápidas data de hace 10 días, no tiene parte del inicio de la pandemia en el país.

Por estas razones, los análisis deben realizados en forma separada para, luego, ser comparados.

La figura 1 (abajo del texto) muestra una representación cualitativa de las principales etapas de la evolución de la pandemia. La curva roja presenta la evolución exponencial creciente de la curva de infectados I (t) por acción libre del virus, sin oposición de las poblaciones susceptibles. A la derecha, tenemos otra situación en que, la sociedad y las políticas de los países realizan una contención del virus. En una primera etapa es inevitable el crecimiento exponencial creciente (curva de color azul). Roto el equilibrio, se pasa por un punto de inflexión “P”, que implica un cambio en el comportamiento de la curva I (t) hacia un comportamiento lineal y, luego, a un crecimiento exponencial decreciente (curva de color verde).

Los resultados de hoy (y los próximos) seguirán dependiendo de nosotros. Foto: Difusión

La figura 2 muestra el comportamiento de la curva de infectados I (t) en base a la data oficial del Ministerio de Salud, durante estos 43 días. Se observa que, la curva de las pruebas moleculares dejó el comportamiento exponencial creciente, entre el 8 y 9 de abril (día 37), ingresando a una zona de crecimiento lineal creciente con menor inclinación. Algo similar se observa entre los días 38 y 39 de la curva de las pruebas rápidas; sin embargo, se necesitarían algunos días para confirmar este comportamiento. Esto podría interpretarse como una consecuencia del aislamiento rígido en la Semana Santa.

Se comenta en redes que, cada cinco días, la cantidad de infectados totales se duplica. Buena observación, que demostraría que estamos en un régimen lineal porque en un régimen exponencial, si en cinco días la cantidad de infectados se duplica, en los siguientes cinco días aumentaría 20 veces, y en los subsiguientes, aumentaría 200.

La figura 3 muestra lo anterior en el trazo de la línea de color verde. De haber continuado con el desarrollo entre los días 14 y 34, el 25 de abril llegaríamos al nivel V, con más de 30 mil infectados. Al perecer eso no va a ser así, porque día a día vamos ganando más días. Observamos que la curva roja ha declinado 15 días, que mañana serán más. Todo ello refleja el esfuerzo país que se está haciendo por enfrentar al virus, pero dentro del nivel IV, en el que todavía tenemos condiciones mínimas de poder atender las demandas hospitalarias de los casos más urgentes. Lo que está manteniendo constante o con tendencia a no crecer es la tasa de infectados por día. Si pasamos los 400 infectados por millón y por día, dada la escala logarítmica, rápidamente podemos llegar al nivel V.

Esta figura 3 es ilustrativa y nos debe servir de alerta para evitar llegar al nivel V. Vamos bien, pero no nos relajemos. Para hoy, considerando solo los resultados de las pruebas moleculares, tenemos las siguientes proyecciones, usando la aproximación día a día, punto a punto.

Número de infectados acumulado: 8,047

Número de infectados por día: 361

Número de infectados por millón: 250 (100 < 250 < 1000, nivel IV)

Solo nos queda cumplir con el aislamiento y distanciamiento social que nos permita retornar a nuestras actividades con el mínimo costo. No perdamos nuestra oportunidad.

Los resultados de hoy, los nuevos puntos, seguirán dependiendo de nosotros.