Decano de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Eléctrica (FIEE), doctor Víctor Cruz Ornetta.

Un promedio de 30 millones de teléfonos móviles se maneja en el Perú, y, por lo menos cada dos años aproximadamente, un 30% (10 millones de aparatos) va a la basura. Lo mismo sucede con las computadoras que, a los tres años, están obsoletas.

Por ello, resulta de vital importancia para la protección de la salud de las personas y el cuidado del medioambiente, el Decreto Supremo Nº 009-2019-Minam promulgado este viernes 8 de noviembre, que aprueba el Régimen Especial de Gestión y Manejo del Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

Según explica el decano de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Eléctrica (FIEE), doctor Víctor Cruz Ornetta, la norma establece tres condiciones: la primera de ellas es que es muy grande la cantidad de teléfonos móviles que se desechan en nuestro país.

La segunda condición es que los RAEE probablemente sean peligrosos por el tipo de material del que están compuestos y resulten dañinos para la salud y el medioambiente. Por ejemplo, es el caso de los celulares, que tienen bastante cobre, berilio, arsénico, hasta oro, señala el doctor Cruz.

La tercera condición es que estos residuos puedan ser recuperables, con lo que se denomina minería urbana, por empresas especializadas que procesen el alto contenido de minerales.

En este sentido, el docente sanmarquino precisó que el objetivo principal de este régimen especial es reducir la cantidad de desechos para minimizar el peligro de contaminación y, más bien, reutilizarlos dado que tienen un potencial valor.

La norma, establece, principalmente, la institucionalidad de la gestión y manejo de los RAEE, teniendo como ente conductor al Ministerio del Ambiente (Minam); al Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) como instancia para supervisar y fiscalizar el manejo de los RAEE en las plantas de valorización; y el trabajo sectorial a cargo de los diversos ministerios como el de Transportes y Comunicaciones que está a cargo de las telecomunicaciones; o el de Produce que tiene que ver con las importaciones de los aparatos eléctricos y electrónicos.

Algunas categorías en que están clasificados los AEE.

“Se establece un nexo entre el Minan y los diversos sectores. Con los productores, que vienen a ser las empresas que fabrican o comercializan los aparatos; y con los usuarios, como personas natural o jurídica, entidad pública o privada que hacen uso de estos aparatos. Se estima, por ejemplo, que el Estado genera al menos el 30% de los RAEE, advierte el doctor Cruz Ornetta.

Al respecto, los productores son los que tienen la mayor responsabilidad para definir los planes de manejo dentro de ciertos objetivos establecidos en el DS. “Por ejemplo, para los AEE que se ubican en la categoría 3, al 2024 debe haber sido recolectado el 28% de todo lo producido. Es decir, si se han vendido 10 millones de móviles, se tendrán que recolectar 2,800 aparatos”, afirma el decano de la FIEE.

Qué son los AEE

Se trata de equipos electrónicos y eléctricos dejados fuera de uso por su obsolescencia o por su mal estado, y que forman parte de los residuos sólidos. Existen, en la actualidad, 10 categorías de equipos: los grandes domésticos, como las refrigeradoras, cocinas; los pequeños electrodomésticos, como las planchas; los equipos de informática y telecomunicaciones, donde entran los móviles.

Igualmente, los aparatos electrónicos de consumo, como los televisores; el aparato de alumbrado; las herramientas eléctricas y electrónicas; los juguetes o equipos deportivos de tiempo libre; los aparatos médicos; los instrumentos de vigilancia y control; y las máquinas expendedoras.

La FIEE, que está relacionada con la mayor parte de dichas categorías, implementó hace dos años un proyecto con una empresa que proporcionó los contenedores para la recolección de los aparatos en desuso. “Se buscó crear conciencia entre la comunidad sanmarquina”, afirma. Por ello, se busca repetir la experiencia el próximo año para colocar estos residuos en un lugar especial. De igual modo, se preparan nuevas publicaciones al respecto con la nueva normativa sobre manejo de los AEE, informó el decano de la FIEE.

Antecedentes

Antes de la promulgación del DS Nº 009-2019-Minan, desde el 2002 se cuenta con una normatividad sobre el tema, cuando se expidió la Ley N1 27314, Ley General de Residuos Sólidos. Continuó la legislación con el Decreto Supremo Nº 001-2012-Minan, del Reglamento Nacional para la Gestión y Manejo de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos; luego el Decreto Legislativo Nº 1278 que aprueba la Ley de Gestión Integral de Residuos Sólidos, del 2016; y el Reglamento del DL 1278 del año 2017.