Decano Eloy Granda resaltó el trabajo de la gestión para obtener la acreditación nacional e internacional de su facultad.

Con el firme objetivo de brindar una enseñanza integral, especializada y de investigación, comprometida con el desarrollo económico, financiero y social del país, la Facultad de Ciencias Contables (FCC) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) inauguró hoy, 27 de marzo, su año académico, en una ceremonia donde se expusieron importantes conferencias sobre la problemática actual de dichas disciplinas.

Transcurridos casi 35 años de fundación, la facultad actualmente busca ser considerada como referente en la educación humanística y financiera, para lo cual está apuntando fuertemente en fomentar una evaluación por competencias del pensamiento crítico, y no por objetivos, como anteriormente se realizaba. Así lo informó el decano Segundo Eloy Granda Carazas, quien resaltó el trabajo puesto en su gestión para obtener la acreditación nacional e internacional.

Rector Orestes Cachay habló sobre la reorientación de San Marcos, que se está en proceso de ser una universidad de tercera generación, pasando de la trasmisión de conocimientos e investigación a una etapa de emprendimiento e innovación.

Para ello, refirió que los docentes y alumnos de la FCC han asumido diversas actividades investigativas, de acuerdo con la nueva idea de universidad, uno de cuyos frutos será la internacionalización de su revista Quipukamayoc, que tiene el propósito de indexarse a la prestigiosa plataforma digital SciELO.

Al respecto, el rector Orestes Cachay Boza indicó que las autoridades de esta casa superior de estudios tienen clara la meta de llegar a la acreditación de las 66 escuelas profesionales, así como de los programas de posgrado, de manera que las 20 facultades puedan lograrlo, pero articuladas en una labor conjunta, con la proyección de enfrentar nuevos retos.

Sobre la reorientación de San Marcos, sostuvo que esta se encuentra en un proceso de ser una universidad de tercera generación, para cual se desea trascender la trasmisión de conocimientos y la investigación a fin de pasar a una etapa de emprendimiento e innovación.

Prestigiosos expositores Carlos Fanárraga y Luis Chinchilla dictaron las conferencias "Design to artificial”y "La corrupción y la formación del futuro contador", respectivamente.

Puntualizó que, en el citado proceso, se están dando cambios fundamentales, como el iniciado hace tres años con el programa Sanmarquinos para el Perú, gracias al cual los primeros puestos de cada escuela de la UNMSM efectúan una pasantía en la Universidad de Harvard para fortalecer distintas capacidades.

“A San Marcos se la tiene que reconocer por su producción, no por sus 467 años”, reflexionó la máxima autoridad universitaria, a la vez que instó a los estudiantes a que se comprometan con la investigación y, asimismo, con la identidad de lo que significa ser sanmarquino, de modo que se recupere el valor que posee la Decana de América, como el centro cultural y el Colegio Real.

Conferencias

"La corrupción y la formación del futuro contador" fue el tema que desarrolló el magíster Luis Alberto Chinchilla Salazar, contador público de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUPC), doctorando de la UNMSM, especialista en estados financieros y actual gerente de Control Económico de la Contraloría General de la República.

Autoridades y docentes presentes en la ceremonia, realizada en el auditorio de la FCC.

En su exposición, trató el entorno donde se mueve la ciencia de la contabilidad, que es el desarrollo tecnológico, el cual ha reducido las distancias y los tiempos, incrementando el comercio exterior, la producción en el ámbito internacional y la inversión en mercados de valores foráneos.

En ese contexto, se llega a colar el fraude, relacionado directamente con la corrupción, que produce un riesgo legal para los ejecutivos, pérdidas para los inversionistas, perjuicio reputacional para las compañías y crisis de confianza.

Como ejemplo de ello, citó los más grandes escándalos financieros, como en Enron, Worldcom, Global Crossing, Merril Lynch, Tyco, Imclone, Xerox, entre otros. Sobre el primero, señaló que su caída estrepitosa y súbita en la bolsa de valores se debió a la falta de ética del grupo que la dirigía, que degeneró en ocultamiento de información y manipulación.

Auditorio lució colmado de alumnos, interesados en las conferencias brindadas.

Concluyó que el requisito sine qua non de la contabilidad es la ética, cuyo pilar es la educación de valores. En ese sentido, es fundamental que la academia trabaje en la formación de buenos profesionales y que cada institución de adhiera a entes internacionales de control.

Por su parte, el magíster Carlos Fanárraga Valenzuela, profesor de posgrado de UNMSM y la PUCP, además de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM) y la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (Unifé), disertó sobre el tema titulado "Design to artificial”.

El especialista habló sobre el pensamiento disruptivo, por medio del cual hoy las empresas están intentando diferenciarse unas de otras. “Algunas de ellas son tan grandes que se inventan el futuro. De esa forma, la empresa inteligente dará paso a la empresa autónoma. El problema es que hay demasiada información, por lo que, quien tenga la claridad sobre esta masa de información, destacará”, manifestó.

Esa idea se apoya en el futuro del trabajo en la era de la digitalización. Frente a la cual existen los “tecnooptimistas” y los “tecnopesimistas”. Así, los retos de la universidad corresponden a la formación académica y habilidades blandas, como la creatividad, originalidad e inteligencia social. Como reflexión final, exhortó a conocer la contabilidad, donde cada contador conozca las necesidades de la población para saber qué hacer frente a los problemas financieros.