La Unidad del Archivo Histórico “Domingo Angulo”, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), ha recibido –en el 2014– una singular contribución gracias a la especialista en Conservación de Cultura de la Unesco, Mónica García Robles, quien donó parte de las colecciones personales de libros pertenecientes a su padre, el jurista Arturo García García, y a su abuelo, el historiador y abogado Arturo García Salazar; ambos, sanmarquinos y personajes relacionados a la diplomacia peruana.

Director del Archivo Histórico, Jesús Martinez.

Son alrededor de 92 cajas con libros y otros documentos que constituyen piezas históricas que datan de mediados del siglo XIX hasta el siglo XX, los cuales actualmente se encuentran en la etapa de clasificación. Este material documental, que formará parte de la colección “García y García”, destaca por su versatilidad al contener publicaciones de autores nacionales y extranjeros vinculados a historia, arte, literatura y derecho.

El licenciado en Historia Jesús Martinez Laya –quien asumió el cargo de jefe de dicha dependencia en diciembre del año pasado– expresó su complacencia por tan importante aporte a la Decana de América, que beneficiará a investigadores de San Marcos y otras instituciones.

Los documentos del Archivo Histórico están debidamente resguardados.

Inventario y digitalización de documentos

Por otra parte, comentó que uno de sus planes prioritarios es la actualización del inventario documental del Archivo Histórico, ya que desde el 2007 no se ha realizado esta labor. "El último inventario data de 2007 y fue elaborado por la Lic. Yolanda Mejía, quien contó con el apoyo de otros expertos en archivística y ciencias sociales. Es necesario emprender este trabajo porque el inventario documental es la primera herramienta que debe tener un archivo", señaló.

Igualmente, indicó que continuarán con el proceso de digitalización de documentos históricos, tal como se realizó desde el 2012 con cerca de mil tesis de la Facultad de Medicina del siglo XIX y XX. Este proyecto denominado EAP 507 fue financiado en su momento por The British Library. "Seguiremos con este proceso de digitalización para que no se pierda la memoria de San Marcos", destacó.

Además de inventariarlos, se vienen digitalizando documentos históricos.

El Lic. Jesús Martinez mencionó que retomarán la publicación del boletín del archivo histórico sanmarquino, cuya edición se realizará en octubre de este año, con el objeto de compartir con los investigadores y público en general la valiosa riqueza bibliográfica de San Marcos e informar sobre las diversas actividades que organizan. Además, esta dependencia sanmarquina viene colaborando con el primer boletín del Archivo Central de la UNMSM.

El Archivo Histórico atesora parte de nuestra historia nacional

Igualmente, invitó a los estudiantes de las especialidades de Historia y Conservación de  nuestra universidad y a los alumnos de la Escuela Nacional de Archiveros (ENA), con la cual San Marcos mantiene un convenio interinstitucional, a participar en el proceso de convocatoria de voluntariado con el fin de realizar prácticas y labores de apoyo en las actividades y en el funcionamiento de la organización de la citada dependencia. Los alumnos interesados pueden comunicarse al teléfono 619-700, anexo: 6160, o escribir al correo: archhist@unmsm.edu.pe

Memoria sanmarquina

En otro momento de sus declaraciones, Martinez Laya comentó que desea cambiar la imagen que se tiene de la Unidad de Archivo Histórico. Ya no será simplemente un lugar dedicado al almacenamiento de información, sino que busca ser considerado como “un espacio vivo” y que contribuya a la promoción de la cultura. Para ello, invita a los investigadores y universitarios a visitar la Unidad de Archivo Histórico. “Se ha hecho parte de la historia de San Marcos pero aún falta demasiado. Mucho de eso se puede elaborar justamente con los documentos que tenemos acá en el Archivo Histórico”, anotó.

Para acceder a la Sala de Investigación de la Unidad del Archivo Histórico solo es necesario mostrar el carné de estudiante sanmarquino. En el caso de investigadores extranjeros se pedirá la carta de presentación de la institución a la que representan. Se pretende con esto, democratizar la información y motivar la investigación en el Perú. Esta dependencia ha recibido a investigadores nacionales, argentinos y mexicanos, a quienes les ha apoyado en su búsqueda de información sobre apellidos y fundadores, entre otros temas.

La riqueza bibliográfica con que cuenta la Decana de América es, asimismo, un reflejo de la  historia de San Marcos y de su identidad. En el Archivo Histórico están contenidos documentos históricos antiquísimos, como la Real Provisión o Real Cédula, del 12 de mayo de 1551, con que se funda San Marcos. También, la Bula Papal, en donde el papa Pío V confirma la autenticidad de la fundación de San Marcos, por citar solo dos ejemplos invalorables para nuestra historia como nación.