Dra. Carlota Casalino Sen, jefa de la OGBU.

Con el fin de garantizar una atención rápida y oportuna del servicio de alimentación gratuito que ofrece la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) a su comunidad estudiantil, la Oficina General de Bienestar Universitario (OGBU) ha implementado un plan piloto para repotenciar este servicio en el Comedor Universitario del campus sanmarquino, en el que se involucra a los alumnos en las labores de fiscalización.

“La fiscalización que estamos emprendiendo en el Comedor Universitario demuestra una gestión eficiente, ya que deseamos que los estudiantes conozcan qué servicio ofrecemos y cómo lo brindamos. Con este plan garantizaremos que reciban sus raciones completas, y en un espacio armónico”, sostuvo la jefa de la OGBU, Dra. Carlota Casalino Sen.

En ese sentido, informó que la implementación del referido plan de mejora se inició el 5 de febrero con el apoyo en las tareas de fiscalización de los estudiantes que integran el Comité de Comensales, quienes también vienen participando a través de la realización de encuestas y continúas reuniones en las que exponen sus sugerencias para continuar perfeccionando el servicio.

Colaboradores de la OGBU y estudiantes del Comité de Comensales contribuyen a agilizar el ingreso de los sanmarquinos por turnos. 

Además, refirió que su dependencia viene fortaleciendo las labores de difusión sobre la importancia de ofrecer un menú balanceado para el buen desempeño académico de los jóvenes universitarios entre 18 y 25 años que cursan estudios en San Marcos. Por ello, una primera medida implementada es la publicación del menú semanal con su respectivo valor nutricional en su página web.

Es preciso destacar que la OGBU vela por la aplicación de los manuales de Buenas Prácticas de Manipulación (BPM) y del Programa de Higiene y Saneamiento (PHS) en la producción de sus menús. Ambos documentos, elaborados por la UNMSM con base en las normativas legales vigentes, también están a disposición de los usuarios a través su página web institucional.

¿En qué consiste el plan?

Plan piloto para repotenciar servicio del Comedor Universitario permitirá  garantizar una atención de calidad a los usuarios. 

El “Plan piloto de ejecución del servicio de alimentación y fiscalización estudiantil”, en una primera etapa, se desarrolla en cinco puntos estratégicos del Comedor Universitario, que han sido elegidos por la OGBU tras una observación de las zonas donde más control de calidad se requiere durante el ingreso y salida de los alumnos al referido comedor, de acuerdo a los turnos establecidos.

De esta manera, los usuarios que tramiten adecuadamente su turno mediante el sistema de tickets, podrán recibir la orientación necesaria para evitar inconvenientes o retrasos en su ingreso al comedor sanmarquino hasta el servido de los alimentos. Estas labores de orientación estarán a cargo de representantes de la OGBU y estudiantes del Comité de Comensales en el horario de 12:00 m. a 2:00 p. m.

Respecto a las estaciones establecidas para agilizar la atención de los usuarios, el ingreso al Comedor corresponde a la estación uno; allí se verifica que el ticket corresponda a la fecha y el horario; asimismo se procede a la identificación del usuario, corroborando sus datos con su carné universitario.

La segunda etapa se ubica al inicio de la línea del servido, en la que se constatará que el escáner efectúe una lectura correcta del ticket; ello permitirá que el sistema contabilice un menú por cada estudiante. Al final de la línea del servido, se encuentra la est ación tres, en donde los colaboradores confirmarán que el alumno recibió su menú completo.

En la estación cuatro, se devolverán los utensilios —charola y cubiertos—, y finalmente, en la quinta etapa, dos trabajadores de la OGBU observarán que los comensales transiten con normalidad y evitarán el ingreso de mascotas, que, por disposiciones de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), se encuentra prohibido.

Finalmente, aseguró que en el caso del servicio de vivienda, la OGBU planea implementar, antes de iniciar el semestre 2016‒I, 30 computadoras en las residencias sanmarquinas, que beneficiarán a los estudiantes en su desempeño académico.