Mesa de honor presidida por la decana de la Facultad de Educación, doctora Luz Marina Acevedo Tovar.

“Ser maestro es la carrera más importante del mundo y demanda mucha responsabilidad y paciencia, porque se trata de formar personas de bien, y si muchas veces su labor no es bien reconocida, cumple una tarea fundamental en el fortalecimiento de una sociedad”.

Expositores: doctores Kenneth Delgado, José Flores Barboza y Eulogio Zamalloa.

Esta fue la reflexión de la decana de la Facultad de Educación, doctora Luz Marina Acevedo Tovar, en la ceremonia por el Día del Maestro, que se conmemora el 6 de julio de cada año, recordando la creación de la primera Escuela Normal de Varones, el año 1822, por el libertador don José de San Martín. En esta fecha, se rinde homenaje a aquellas personas que cumplen su rol de educador sin importarles la lejanía de las escuelas o la difícil geografía de nuestro país.

En la ceremonia central de homenaje, fueron recordados los aportes teóricos y metodológicos de los grandes maestros sanmarquinos José Antonio Encinas (Puno, 30 de mayo de 1888 - julio de 1958), Augusto Salazar Bondy (Lima, 8 de diciembre de 1925 - 6 de febrero de 1974) y Emilio Barrantes Revoredo (Cajamarca, 1903-2007) quienes fueron protagonistas de la reforma de la educación en el Perú en los años 70.

Destacados educadores que fueron reconocidos: Natalia Rodríguez, Hernán Alvarado, Elizabeth Chuquín, Pedro Collanqui y Doris Muñoz.

El doctor Kenneth Delgado Santa Gadea, vicedecano de Investigación y Posgrado, se refirió al doctor Encinas, educador, político y rector de la UNMSM (1931-1932), de quien destacó su trascendencia por hacer una educación en valores, por dinamizar la educación de los niños y por enseñar a partir de la experiencia de la propia vida.

Fue el iniciador de la escuela nueva en nuestro país, la cual se difundió con fuerza con la reforma de la educación, así como también el propulsor de las ideas de “el aprender haciendo” y “la revalorización del educando como agente principal de la educación”, afirmó el doctor Delgado.

A su turno, el doctor José Clemente Flores Barboza se refirió al doctor Augusto Salazar Bondy, filósofo y educador, que falleció prematuramente a la edad de 49 años. Así, expresó que fue uno de los más notables pensadores peruanos y exponentes de las corrientes del pensamiento latinoamericano, lo cual se manifestó en su vida y obra. “Nos ha legado una producción intelectual que lo describe como un gigante de las letras peruanas. Es mi maestro”, señaló el doctor Flores.

Grupos artísticos en ceremonia de homenaje al maestro.

Por su parte, el doctor Eulogio Zamalloa Sota, hizo la semblanza del doctor Emilio Barrantes, educador y escritor, quien presidió la comisión de la reforma educativa de los 70, integrada por brillantes profesores sanmarquinos y de otras universidades. De los 17 libros que escribió, el primero de ellos fue Folklore de Huancayo, y, al cumplir 100 años, escribió Un nuevo horizonte político: de la democracia representativa a la democracia directa, el cual es considerado el testamento del educador; mientras que su obra Luz de los ojos es considerada su testimonio de vida.

Feria Divertimate en la facultad.

Reconocimientos

En la ceremonia, realizada el 5 de julio en el auditorio de la Facultad de Educación, fue reconocido el aporte y la destacada labor docente de la ex decana de la Facultad de Educación, Natalia Rodríguez del Solar; del profesor emérito Hernán Alvarado Zavala; del especialista en Matemática, Desarrollo Curricular y Educación Secundaria en el Ministerio de Educación, Pedro David Collanqui Díaz; a la educadora y especialista Elizabeth Chuquín Martínez, y a la directora de la Institución Educativa Inicial – Primaria Bilingüe “Cantagallo”, Doris Muñoz Sánchez

Parte de la ceremonia estuvo dedicada a la presentación de los niños de la I. E. Intercultural Bilingüe Comunidad Shipibo, de Cantagallo, y del elenco artístico de la Municipalidad de Lince.

Himno al Maestro