En la ceremonia se recordó la destacada trayectoria de la doctora María Luisa Aguilar.

Tras cumplirse un año de la desaparición física de la renombrada astrónoma y docente sanmarquina, María Luisa Aguilar Hurtado, el Seminario Permanente de Astronomía y Ciencias Espaciales (Space) de la Facultad de Ciencias Físicas (FCF), rindió un emotivo homenaje a la memoria de quien fuera su fundadora y la primera astrónoma de nuestro país.

Durante la ceremonia efectuada el 28 de octubre, en el auditorio de la FCF, en una edición especial de los tradicionales “viernes astronómicos”, los discípulos y colegas, especialistas en astronomía, de la homenajeada hicieron un recuento de su destacada trayectoria profesional, académica y docente, donde pusieron énfasis en su rol pionero en la enseñanza y la difusión de la ciencia astronómica en el Perú; así como en su gran calidad humana.

Mural en el que se mostró diversos pasajes de la vida de la célebre astrónoma. 

En la actividad de homenaje, en la que estuvieron presentes los familiares de la homenajeada, participaron los integrantes del Space Rafael Carlos, Teófilo Vargas, Lisseth Gonzales y Víctor Vera, quienes ofrecieron las conferencias “Modelo heliocéntrico del universo”, “Universo cíclico”, “Mujeres en astronomía” y “Simulaciones numéricas y astronomía”, respectivamente.

Hicieron lo propio Luis Romero, de la Facultad de Ciencias Sociales, con “Un deseo tras las estrellas” y Hugo Trigoso del Instituto Geofísico del Perú con su exposición “Estudio observacional del sol”.

Vida y obra de María Luisa Aguilar

María Luisa Aguilar (1938-2015) ingresó a la Escuela Profesional de Matemáticas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en 1958, pero su amor y pasión por la astronomía la llevó a estudiar dicha carrera en la Universidad Nacional de La Plata (Argentina), ya que en nuestro país ninguna casa superior de estudios formaba astrónomos.

Sobre el particular, la recordada astrónoma solía decir: “Quería estudiar astronomía porque deseaba estudiar y trabajar en algo que me diera libertad. Así, la astronomía fue mi vínculo con la sociedad de mi época”.

Once años después retornaría a su Patria como la primera astrónoma del Perú, entre hombres y mujeres. De ahí en adelante fue cosechando éxitos y reconocimientos. En 1984, por ejemplo, ganó para el Perú el primer Programa de Profesores Visitantes de la Unión Astronómica Internacional (UAI), tras competir con representantes de 25 países.

Reconocida como la descubridora de la estrella con mayor cantidad de fósforo de la época, también fue propulsora del proyecto de Observatorio Astronómico de Educación y Turismo de la UNMSM, en Maranganí, Cuzco.

De esa manera, la ilustre maestra sanmarquina se convirtió en gestora de una nueva carrera científica en nuestro país y en formadora del primer grupo de astrónomos peruanos. El Seminario Permanente de Astronomía y Ciencias Espaciales (Space) de la FCF, que ella fundó en la Decana de América, es una clara muestra de su pionera labor.

“Poner énfasis en la educación es una forma de luchar contra la pobreza en favor de la paz mundial”, es una de sus frases que resume el rol vital que tiene la educación como palanca de desarrollo.

Con 77 años de edad y 45 de labor docente, el 29 de octubre de 2015 la vida de María Luisa Aguilar se apagó, pero la obra y el legado de personajes notables como la doctora Aguilar trascienden la fugacidad de la existencia humana.

“Astronomía en el Perú es sinónimo de María Luisa Aguilar, una mujer astronómicamente fuerte, ética, moral y valiente. Regresó de donde vino y se convirtió en polvo de estrellas. Gracias por todo, profesora María Luisa Aguilar”, expresó con gratitud Jhon Yana Galarza, discípulo y miembro del Space.