De izquierda a derecha: Roberto Reyes, Jorge Valenzuela y Hildebrando Pérez.

“El discurso de Gregorio Martínez en principio rescata las vivencias de toda una cultura que ha estado marginada, olvidada, ninguneada: la cultura de los afrodescendientes; pero si vamos más allá y leemos sus cuentos y novelas, nos damos cuenta que su obra fue en crescendo, hasta llegar a una lectura del mundo popular con una visión holística y ecuménica”, sostuvo el poeta Hildebrando Pérez, en el homenaje a uno de los más destacados representantes de la narrativa afroperuana contemporánea.

Intervención visual sobre un retrato de Gregorio Martínez, que forma parte de la exposición por la Semana de la Literatura, en el primer piso de la FLCH.

Gregorio Martínez Navarro, autor de la legendaria novela Canto de sirena, nació en el poblado de Batanes, anexo de Coyungo, en Nasca, Ica, el 12 de marzo de 1942, y falleció el 7 de agosto de este año en Virginia, EE. UU. Se graduó en la Escuela de Lingüística de la UNMSM, ejerciendo la docencia en casa superior de estudios y otras del país y del extranjero, como la universidad de Grenoble, en Francia.

Fue uno de los más importantes narradores de la literatura nacional y así lo reconocieron los estudiantes de Literatura de San Marcos, quienes, como parte de la Semana de la Literatura, organizaron el homenaje al destacado escritor, con la participación del poeta Hildebrando Pérez, el narrador e investigador Jorge Valenzuela y Roberto Reyes Tarazona, integrante del grupo Narración.

La obra de Gregorio Martínez comprende los libros de cuentos Tierra de caléndula (1975), La gloria del piturrín y otros embrujos del amor (1985), Biblia de guarango (2001) y Cuatro cuentos eróticos de Acarí, entre otros, pero su obra más conocida es Canto de sirena (1977).

El poeta Hildebrando Pérez rememoró, con profunda nostalgia, la vida y la obra de Gregorio Martínez.

Esta última cuenta la historia de un negro, Candelario Navarro, que en un lenguaje oral va rememorando su vida. La novela está escrita con el humor y el lenguaje popular de la región, con sus muletillas y falencias, logrando plasmar el mundo de los afroperuanos con un gran fidelidad.

En el homenaje, realizado el martes 14 de noviembre, en el auditorio principal de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas (FLCH), Roberto Reyes consideró que Canto de Sirena recrea la sociedad de su época y, por ende, el papel de los afrodescendientes y sus andanzas en un mundo dominado por grupos sociales imbuidos de mentalidad colonial y prejuicios raciales.

La Semana de la Literatura concluyó este viernes 17 de noviembre, con el homenaje al poeta Arturo Corcuera y el conversatorio “Literatura, género y política desde una visión femenina”.