Kayla Karine Zevllos Saldaña

(7 años). 

"Los niños que tienen cualidades en arte disponen de una espontaneidad natural, que forma parte de su capacidad creativa y que aflora libremente de su mundo interior. Por ello muchas de sus pinturas llegan a ser consideradas como verdaderas obras de arte, sin desmerecer a los artistas de oficio". Así lo sostiene el artista Juan Zárate Cuadrado, curador de la exposición pictórica Pintura Infantil, que puede apreciarse en la Sala de Exposiciones del Colegio Real.

En esta muestra se exhibe una selección de cuarenta y seis pinturas realizadas por igual número de niños del VI Taller de Pintura Infantil que organiza el Seminario de Historia Rural Andina (SHRA) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ello, como un merecido premio al esfuerzo y dedicación de haber culminado el taller impartido en la Sala de Exposiciones de Colegio Real durante los meses de enero y febrero de este año, y que hoy les brinda la oportunidad de mostrar al público sus mejores pinturas hechas con alegría y color. 

Evelyn Esther Justo Rojas    (8 años).

Dentro de los objetivos del Taller de Dibujo y Pintura Infantil está descubrir ese talento innato que todos los niños tienen guardado muy adentro de sí y que muchas veces pasa desapercibido o es descubierto a destiempo. Para ello, se debe encaminar y llegar a los niños con buen tino, desde el primer contacto con el profesor de arte que nos da ciertos indicios de su expresión plástica.

"Por ejemplo, el niño se siente feliz al plasmar sus iniciativas artísticas. En otras palabras: 'se siente bien' realizando su inquietud artística, porque no está sujeto a ninguna presión externa ni mucho menos al maestro, que debe tener como misión orientar al niño dejando realizar sus trabajos en plena libertad de acuerdo con su sentir. El arte no debería ser una carga pesada para el niño, debería ser la satisfacción plena de su sensibilidad artística", comenta.

Mayra Merly Cuadros Huallanca (10 años). 

Las pinturas elaboradas por los niños del Taller de este año (enero-febrero 2014) han mantenido las características similares de los años anteriores, pero algunos niños han mejorado y destacado en el proceso de combinaciones de colores, enriqueciendo su paleta multicolor. "Quizás algunos niños están mejor motivados por lo que están continuando en el taller cada año y son los que mejores planteamientos artísticos logran", señala Juan Zárate. 

Adriana Valeska Málaga Cáceres (6 años). 

 

Colores y elementos

A decir del curador de esta muestra pictórica, los niños destacan el colorido intenso de sus pinturas, los colores primarios: el amarillo, rojo y azul; los binarios, ubicando sus colores deseados. Los más pequeños tienden a simplificar todo los elementos que intervienen en la creación artística. "Estos pequeños tienen la capacidad de síntesis o de abstracción, por eso sus trabajos muestran no lo que ven, sino lo que sienten, expresado en un estilo muy personal", dice. Todo ello, agrega, está supeditado al entorno del niño, a la edad y, por supuesto, al gusto que tiene por la expresión artística.

Dnhanner Luis Fernado del Pino Nina (10 años).

"Cuando el niño pone en práctica su creatividad y elabora sus pinturas el resultado muchas veces es sorprendente, la gente a veces no comprende cómo niños de tan corta edad puedan realizar maravillosas pinturas. Todos los niños del Taller, sin excepción, han dominado la técnica de la témpera sobre la cartulina, porque ellos mismos descubren y encuentran su color favorito", anota el curador de la muestra.

Consultado sobre por qué en algunas instituciones educativas no resulta la educación artística, Juan Zárate manifiesta que para llegar a entender a estos niños de cualidades artísticas hay que tener paciencia, tolerancia y, sobre todo, afecto, tanto en el apoyo pedagógico  como al ser humano, llegando al alma del niño.

José André Rojas (10 años).

"Quizás porque no se llega al educando; en otras palabras, no se está hablando el mismo lenguaje artístico entre el educando y el educador. Porque cada niño es un mundo por descubrir y debemos llegar como amigo. Cada uno es único y no se puede orientar a todos por igual; tiene que ser en forma personal, pero a la vez se le debe dar el concepto de trabajo grupal, de compartir, para obtener óptimos resultados", concluye.

La exposición, inaugurada el 1 de agosto, estará abierta al público hasta el 5 de setiembre.

Visitas: lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Lugar: Sala de Exposiciones Colegio Real (Psje. Simón Rodríguez 655, Lima. Al costado del Congreso de la República).