Alegoria al olvido total de Jichu Pata Alta, Lima 1995. 

Este 2 de setiembre se inaugurará, a las 12:00 m en la galería de Arte de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas, la exposición "Ideas perdidas. Benjamín Mendoza y Amor". La curaduría está a cargo de la Dra. Nanda Leonardini Herane. La muestra comprende 13 aguadas sobre cartulina del desaparecido artista boliviano, quien acuñó el término "Jituikuntismo" para definir su estilo artístico. Significa, «juntura interna unida al intelecto de Kant».

Luego de un periplo por diversos países, Benjamín Mendoza y Amor llega a Lima una tarde de 1989. A decir de la Dra. Leonardini, su obra es "una pintura salida del enjambre de ideas puras, contaminadas o ilusorias que, como dinamita, dirían la verdad basada en pruebas y experiencias. La pureza de esa obra yace alrededor de existencias lanzadas al viento para recorrer caminos floridos o conocer infamias y calumnias, burdos argumentos de quienes creen comprender la vida sin saber nada de ella".

Benjamín Mendoza y Amor Doncellas y el caballo negro.

Mendoza y Amor, agrega, elabora sobre cartulina otra línea pictórica a la que llama «El Perú profundo», donde no pretende «desligarse de lo ancestral que llevan las muchedumbres». "Por el contrario, es enfático con la tradición que conoce bien, sus colores puros logrados gracias al calor de las rocas repletas de pigmentos, y al pincel cargado de melancolía, tienen como obligación vislumbrar las generaciones de los siglos pasados para sembrar con mucho amor los vientos del sur andino, aquellos del ch’ijini (pastizal en aymara), y así despertar en las actuales conciencias esas moléculas de islas perdidas".