Desde el 12 de junio se viene presentando la muestra museográfica "Caricatura política. La experiencia del Fray K. Bezón (1907-1910)", en la que se hace una recopilación de las principales caricaturas dirigidas a criticar a la clase política de principios de siglo XX. Así, Cáceres, Piérola, Durand, Muñoz son algunos de los personajes retratados y presentados en las páginas del Fray K. Bezón.

7 de febrero de 1907

Este periódico irónico, colorido y crítico apareció en enero de 1907 y se vendía a 5 centavos. Una de las características principales era que sus ejemplares eran sometidos a venta pública a comparación de sus pares informativos los cuales se distribuían mediante suscripciones personalizadas.

"La ciudad de Lima de inicios de siglo XX era totalmente diferente a la de hoy; menos personas, un menor número de medios de transportes e incluso una eximia cantidad de comerciantes callejeros. La extensión de la capital peruana comprendía desde el Paseo Colón hasta el río Rímac. El mercado, espacio de intercambio comercial, colindaba con la actual avenida Abancay. Las pulperías, cafés, cigarrerías o algún otro lugar de reunión pública se ubicaban, en casi su totalidad, en el actual jirón de la Unión. En dicho lugar, concurrido por cientos de personas, apareció Fray K. Bezón", nos comenta el director del Seminario de Historia Rural Andina (SHRA), Emilio Rosario Pacahuala.

23 de enero de 1909

El éxito de venta fue inmediato, a tal punto que para la edición número 4 ya vendían –a confesión de ellos– 5000 ejemplares. En el último trimestre de 1907 año llegaban a 7800 y para su último año de publicación (1910), generaban un tiraje de 14000, distribuyendo sus ejemplares a nivel nacional.

"Uno de los secretos radicaba en la estrategia de mercado que utilizaban, al escribir en sus portadas una frase llamativa: 'Periódico que no aspira a tener circulación”, lo cual retaba al público consumidor, atraído además por esa 'repulsiva frase' por el morbo, lo prohibido, el anticlericalismo y el antiestatus quo que ofrecía en sus dibujos en contra de los políticos y sacerdotes, especialmente", señala Emilio Rosario, también curador de la muestra.

17 de abril de 1909

Pero el Fray K. Bezón no solo destacaba gráficamente; los editoriales, noticias y secciones especializadas fueron también parte de este periódico. Sus colaboradores escribían en anónimo, pues dado lo ácido que eran sus comentarios, podían ser víctimas de represiones en el caso de que sean identificados. Sin embargo, la excepción a la regla era Francisco Loayza, director de dicho medio de comunicación, quien firmaba las notas de prensa o alguna noticia que él personalmente redactaba, lo que le valdría en algunas ocasiones la privación de su libertad.

"El Fray K. Bezón estuvo en circulación tres años. Uno de los factores de su corta duración fue que Loayza se encontraba solo para realizar ese arduo trabajo. En algunos momentos, por motivo de seguridad personal, tenía que delegar la dirección del diario a otras personas; sin embargo ellos no tenían la misma pasión que su director, por lo que el trabajo periodístico quedaba a la deriva", asevera Rosario Pacahuala.

No obstante, Francisco Loayza logró mantenerlo en la esfera pública a base de su autosostenimiento económico. La publicación de dicho periódico se efectuaba en la afamada Imprenta y Librería Gil, encargada de textos del gobierno y de particulares.

27 de setiembre de 1909

La muestra estará abierta al público hasta el 19 de julio en la Sala de Exposiciones del Colegio Real (Psje. Simón Rodríguez 655 Lima, al costado del Congreso de la República). Visitas de lunes a viernes de 9 am a 5 pm.