El rector Orestes Cachay Boza instaló comisión de la AU.

Para llegar a ser una universidad de investigación, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos requiere el incremento de su presupuesto con recursos ordinarios, que contribuya al cumplimiento cabal de las tareas de investigación que desarrollan sus docentes y estudiantes.

Precisamente, a fin de proponer políticas de investigación, acorde con la política de financiamiento de la investigación de esta universidad, se instaló la Comisión Política para la Gestión Presupuestal y las Estrategias de Articulación de Ciencia y Tecnología de la UNMSM —oficializada con Resolución Rectoral N.º 01996-R-17—, en acto presidido por el rector, doctor Orestes Cachay Boza, y dirigido por la secretaria general de la UNMSM, magister Martha Carolina Linares Barrantes, el martes 23 de mayo en la Sala de Sesiones del Consejo Universitario.

Este grupo de trabajo de la Asamblea Universitaria (AU), que trabajará coordinadamente con el Rectorado, el Vicerrectorado de Investigación y posgrado y la Oficina General de Planificación, tiene plazo hasta el próximo 20 de junio para elaborar sus propuestas que serán incluidas en el presupuesto institucional del 2018, las mismas que buscan incrementar los recursos que brinda el Estado para la investigación en esta casa superior de estudios.

La doctora Martha Esther Valdivia Cuya, docente de la Facultad de Ciencias Biológicas, explicó que, para que San Marcos se convierta en universidad de investigación, todos tienen que hacer investigación, tanto docentes como estudiantes, porque con ello serán mejores profesionales. Sin embargo, siempre se ha adolecido de recursos para este rubro, por lo que se requiere fondos económicos que incentiven y promuevan el desarrollo de la investigación sanmarquina.

Miembros del grupo de trabajo recibieron copia de la RR correspondiente.

Apoyo a la investigación

La investigadora citó, por ejemplo, el fortalecimiento de la carrera de los investigadores a través de recursos para investigadores a dedicación exclusiva activos de acuerdo al Registro de Actividades de Investigación en San Marcos (RAIS); así como para investigadores sanmarquinos en el Registro Nacional de  Investigadores en Ciencia y Tecnología (Regina); plazas de profesores de apoyo de cátedra de investigadores; apoyo a profesores en programas de doctorado; incentivo a las publicaciones, y fondo económico de contraparte monetario de la universidad a proyectos de investigación con financiamiento externo.

Asimismo, de apoyo y actualización de investigadores; visitas internacionales, asistencia a congresos nacionales e internacionales, cursos y talleres de  entrenamiento, repatriación de talentos para que se conviertan en una fortaleza para la universidad; reposición de docentes; entre otros aspectos que requieren financiamiento.

Por su parte, el doctor Ángel Bustamante Domínguez, de la Facultad de Ciencias Físicas, consideró que se debe priorizar las plazas para ayudantes de cátedra y jefes de práctica; así como capacitación docente para poder traer investigadores renombrados que apoyen a las ciencias básicas.

En cuanto a la investigación estudiantil, Kevin Daniel Chávez Gonzáles, alumno de la Facultad de Ciencias Administrativas, dijo que con la Ley Universitaria se requiere la elaboración de tesis para optar el grado de bachillerato y título profesional, por lo que el 10 % actual de estudiantes que se gradúan con un trabajo de investigación se elevará al 100 %; lo cual requerirá contar con docentes asesores preparados y capacitados en investigación.

Además de los docentes y estudiante mencionados, la comisión está conformada por los docentes Gersom Paredes Coz, de la Facultad de Odontología; Doris Albina Gómez Ticerán, de Ciencias Matemáticas, y Mario Carhuapoma Yance, de Farmacia y Bioquímica; todos miembros de la Asamblea Universitaria.