Dr. Edgar Montiel fue distinguido como Profesor Honorario de la UNMSM.

Edgar Montiel es un sanmarquino que regresó a su alma máter para recibir la distinción de Profesor Honorario. Ha pasado muchos años de intenso trabajo en el exterior, comprometido con la cultura y con la cooperación técnica internacional, pero siempre ligado al país y a nuestra universidad, a donde cada año retornaba para dictar un seminario del Pensamiento americano en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas.

Es amplia y fecunda la trayectoria del doctor Edgar Montiel, destacado economista, filósofo, ensayista y funcionario de las Naciones Unidas que logró conceptualizar y ejecutar programas de desarrollo en realidades distintas de América Latina, con una visión pluridisciplinaria y de innovación social.

La vicerrectora Académica, Dra. Antonia Castro Rodríguez, fue la encargada de otorgar al Dr. Montiel, la medalla y diploma que lo acreditan como Profesor Honorario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en ceremonia realizada el 12 de junio, en el Salón de Grados del Centro Cultural de San Marcos.

Vicerrectora Académica, Dra. Antonia Castro Rodríguez, coloca la medalla al doctor Edgar Montiel.

En su discurso de agradecimiento, el homenajeado dictó la conferencia “Los intelectuales en la historia y destino del Perú”, la cual –dijo– tiene algo de diagnóstico, de pronóstico y de propuesta. Así, transitó por una realidad histórica, geográfica y cultural peruana desde la conquista a la modernidad, en donde destacó al Inca Garcilaso de la Vega con sus Comentarios Reales; Guamán Poma de Ayala con la Nueva crónica y buen gobierno, y Juan Santacruz Pachacuti, quienes conformaron el primer corpus intelectual que desde la mirada andina, avizoró la nación surgiente.

 Acompañan al flamante Profesor Honorario, la vicerrectora Académica, el decano de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas, Dr. Raimundo Prado; y el docente Severo Gamarra Gómez.

Propuestas

“Los intelectuales tienen un rol de primer orden para enfrentar los desafíos de hoy”, enfatizó el doctor Montiel, tras advertir que en ciertas prácticas intelectuales de hoy se advierte la ausencia de una visión de conjunto, abundan diagnósticos de los problemas sociales que no aportan las propuestas remediadoras, pero, sin embargo, dijo que existe una actividad efervescente del lado de la sociedad como de universidades, frecuentes debates que discuten temas literarios, políticos, económicos, filosóficos y propiamente históricos.

En ese sentido, planteó un plan de trabajo a realizar en San Marcos en los próximos años, como el cumplir con algunas deudas pendientes con los intelectuales indígenas y mestizos; crear un Premio Nacional de Ensayo para autores jóvenes, que con un enfoque innovador aborden los temas cruciales de la realidad peruana de nuestro tiempo.

Así también, crear en San Marcos una Escuela Nacional de Gobierno donde se formen los cuadros intelectuales y técnicos que se incorporen al trabajo del Estado y promover una línea de investigación y de acción en materia intercultural.

 Mg. Rubén Quiroz Ávila pronunció el discurso de orden.

El flamante Profesor Honorario estudió economía en la Decana de América, pero también era asiduo concurrente a las clases de filosofía. Obtuvo el premio ensayo de los Juegos Florales de 1973, época durante la cual confraternizó con Augusto Salazar Bondy, Francisco Miró Quesada y Gustavo Gutiérrez, entre otros intelectuales sanmarquinos.

Según reseñó en el discurso de orden el magíster Rubén Quiroz Ávila, el doctor Edgar Montiel percibió que uno de nuestros grandes problemas es la desconexión de la cultura con las agendas de gobierno. “De esa manera plantea una cruzada cultural engarzada a la política gubernamental”, señaló.

Es por ello que como jefe de políticas culturales en la sede de la Unesco, promueve enfoques innovadores que pongan la diversidad cultural al servicio del desarrollo, del diálogo entre los pueblos y de la lucha contra la pobreza. Igualmente, participa en el debate de temas que preocupaban a la comunidad internacional, como la protección de la diversidad cultural, la salvaguarda del patrimonio cultural inmaterial, el respeto de los derechos de los pueblos indígenas, la movilización de la cultura en la generación de empresas creativas, entre otras áreas de interés.

 Colegas, docentes y estudiantes asistieron a la ceremonia realizada en el Salón de Grados del Centro Cultural de San Marcos.

Precisamente esos debates y su experiencia de campo han sido volcados en sus libros, caracterizados por sus enfoques alternativos, como El humanismo americano, filosofía de una comunidad de naciones; Descubrir lo intangible; El nuevo orden simbólico; Hacia una mundialización humanista; Gobernar es saber; Formar hombres y mujeres de Estado; El poder de la cultura y Diplomacia cultural.

En la Universidad de París obtuvo la maestría y el diplomado de Estudios Avanzados en Economía y en Filosofía Política. En 1981 obtuvo en La Sorbona el grado de Doctor en Desarrollo Económico y Social. Desde entonces, aunando el pensamiento a la práctica, se ha consagrado a la cooperación técnica internacional.

Ha sido Consejero en la Embajada de Perú en México y de Asesor Cultural de la Cancillería peruana. Experto de las Naciones Unidas y de la UNESCO en desarrollo económico y social. Asistió a los gobiernos en la ejecución de políticas de atención a la juventud (Costa Rica, Santo Domingo, Nicaragua, México). Nombrado por el Secretario General de la ONU miembro del Grupo de Expertos del Año Internacional de la Juventud.

Se ha desempeñado como profesor de la Academia Diplomática del Perú, de la Universidad Autónoma de México; así como fundador de la Red de Investigación sobre la Mundialización (GERM). 

Discurso del Dr. Edgar Montiel

Discurso del Mg. Rubén Quiroz