Abogado Christian Pardo es presidente de la Internacional Juvenil (IJ), red que cuenta con más de
10 000 miembros de diferentes naciones.

La política del “diezmo juvenil”, ideada por Christian Pardo Reyes, estudiante de doctorado en derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), representa, por primera vez, al Perú en el prestigioso concurso mundial Future Policy Award (FPA), también conocido como el “Oscar a las mejores políticas públicas”.

Este premio, instituido desde 2010 por las diversas agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Interparlamentaria (UIP) y la World Future Council, reconoce las políticas públicas más visionarias en beneficio de las generaciones presentes y futuras que enfrentan, además, los desafíos más apremiantes de la humanidad.

Así, este año, el premio se otorgará a las mejores leyes y políticas del mundo que han permitido el empoderamiento de la juventud. En tal sentido, el Perú postula a ganar dicho galardón internacional mediante la política “Pardo - Youth Tithe” ("diezmo juvenil" en español), denominada así por los organizadores de la competencia, en reconocimiento a su creador, Christian Pardo, actual presidente de la Internacional Juvenil (IJ).

Pardo Reyes, quien también ha estudiado una maestría en sociología en estudios políticos en la UNMSM y preside la Internacional Juvenil (IJ), expresó su optimismo de ganar dicha competencia. “Confío en ganar el premio, porque hemos demostrado que la política de diezmo juvenil es efectiva”, declaró el abogado de profesión.

Su confianza la sustenta en que su iniciativa propició la aprobación de las leyes N.º 28869 (año 2006) y N.º 29470 (año 2009) denominadas leyes que promueven la participación política de la juventud en elecciones municipales, y regionales, respectivamente.

Esta propuesta, explicó el especialista, nació buscando una ley de cuota electoral para los jóvenes, otorgándoles un 10 % como mínimo en las listas que participan en procesos electorales y en todos los niveles de gobierno.

Posteriormente, fue más allá y actualmente procura asegurar la participación efectiva de la juventud en todos los niveles del Estado, en los espacios donde se toman decisiones de gobierno y en la administración pública. Asimismo, impulsa la auditoría gubernamental y social.

Esta política ha sido seleccionada junto con otras 66 nominaciones de África, Asia, Europa, América y Oceanía, entre más de 10 000 propuestas de expertos y representantes de organizaciones internacionales, academia, organizaciones no gubernamentales y agencias gubernamentales.

A fines de agosto, un jurado independiente de alto nivel elegirá las cinco políticas ganadoras después de un exhaustivo proceso de evaluación. La premiación será en Belgrado (Serbia) en octubre de este año.