Investigadores integrantes del Círculo de Investigación de Biotecnología Microbiana, con la presidenta de Concytec, Gisella Orjeda Fernández y el entonces presidente del Consejo de Ministros, René Cornejo.

El año 2014 significó para la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) nuevos reconocimientos al trabajo de sus investigadores, a través de concursos promovidos por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec). A la constitución del primer Centro de Excelencia "Centro de Investigaciones Tecnológicas, Biomédicas y Medioambientales" (CITBM), se sumaron dos círculos de investigación que resultaron entre los seis ganadores del primer concurso científico de “Círculos de Investigación en Ciencia y Tecnología”.

Uno de ellos es el Círculo en Biotecnología Microbiana, conformado por profesionales y estudiantes de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, de la UNMSM, y de las universidades nacionales San Antonio de Abad del Cusco y de Trujillo, con el respaldo académico de investigadores de reconocidas universidades extranjeras que ocupan importantes ubicaciones en rankings mundiales, como University College London (UCL).

La mayor parte de las investigaciones se desarrollan en el laboratorio de Biología Molecular de la Facultad de Farmacia y Bioquímica.

Dicho círculo viene desarrollando el proyecto en la línea de investigación en valorización de la biodiversidad, denominado “Producción de proteasas a partir de bacterias aisladas de suelos salinos para la obtención de hidrolizados proteicos funcionales de Lupinus mutabilis (Tarwi)”, el cual se centra en el estudio de la diversidad microbiana y su valorización biotecnológica, manifestó la Dra. Amparo Zavaleta Pesantes, profesora principal del departamento de Bioquímica y responsable del laboratorio de Biología Molecular de la Facultad de Farmacia y Bioquímica, en donde se desarrolla principalmente la investigación.

Además de poder realizar investigaciones de calidad, este tipo de investigación colaborativa conducirá a publicaciones científicas y patentes, la formación de consorcios interdisciplinarios sostenibles y de recursos humanos especializados; así como también, permitirá sensibilizar a la comunidad con los avances científicos y establecer convenios de colaboración con instituciones y empresas nacionales e internacionales.

Productos del trabajo

Tarwi es una leguminosa con valor nutricional de las zonas andinas.

“Son escasos los estudios sobre microorganismos nativos, y nuestro trabajo busca darle valor agregado a los microorganismos de interés industrial, especialmente a los que participan en generar nuevos compuestos y alimentos, como por ejemplo, los productores de proteasas para la hidrólisis de proteínas que proceden del Tarwi” (leguminosa de la zona andina peruana), explica la directora del Círculo de investigación, y líder del estudio multidisciplinario iniciado en enero de este año y que concluye el 2017, el mismo que tendrá como resultado un producto alimenticio funcional, ya que además de servir de alimento brindará beneficios a la salud como antioxidante, antimicrobiano, antihipertensivo, entre otras bondades.

El círculo, conformado por profesionales farmacéuticos, ingenieros de alimentos, biólogos, químicos y estudiantes becarios posgraduados, tiene como financiamiento un millón ochocientos mil nuevos soles, de los cuales un millón quinientos mil provienen del Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica (Fondecyt) y los 300 mil restantes constituyen el aporte de las universidades miembros del círculo.

 
 

Equipo técnico y sus instituciones que participan en el trabajo de investigación.

“El proyecto dará la oportunidad de formar profesionales altamente capacitados, porque se cuenta con el financiamiento de tres grados de magíster, un doctorado y un licenciado”, destacó la investigadora sanmarquina, quien mencionó que los beneficios de la investigación alcanza tanto en la parte académica como práctica, la cual se enriquecerá con la asesoría científica y técnica de los investigadores de las universidades extranjeras que respaldan al círculo, quienes visitarán nuestra casa de estudios durante la ejecución del proyecto.

Respecto de la participación en el concurso, en el cual se presentaron 56 propuestas de proyectos de Círculos de Investigación, la doctora Zavaleta refiere que se tuvo que cumplir una serie de requisitos, como por ejemplo, tener un investigador líder con trayectoria en investigación, publicaciones y con experiencia en la dirección de proyectos; los participantes del círculo debían ser profesionales investigadores menores de 45 años, con publicaciones; tener como mínimo dos estudiantes matriculados en posgrado, tesistas de maestría, doctorado y posdoctorado.

Respaldo de investigadores de trayectoria internacional.

Como resultado, de los seis ganadores, la UNMSM obtuvo dos círculos, el correspondiente a Biotecnología Microbiana y el denominado “Círculo de Investigación e Innovación de Materiales Avanzados para la Industria y Biomedicina”, conducido por la Facultad de Ciencias Físicas; otros dos corresponden a la Universidad Peruana Cayetano Heredia; y los restantes a la Pontificia Universidad Católica del Perú y a la Universidad Católica San Pablo.